La Iglesia desmiente a Ribó y niega que los Reyes Magos fueran tres cabareteras maduritas

tres_reinas_magas_valencia_ribo_compromis_Gallina_Ilustrada
El alcalde Ribó y las tres encantadoras señoritas caracterizadas como las Tres Magas laicas. A partir de la medianoche del próximo 6 de enero, cierre usted con doble vuelta de cerrojo la puerta de su casa. No vaya a ser que…

A pesar de que no hay seguridad completa de que los tres Reyes Magos fueran tres, ni siquiera reyes, y mucho menos magos, fuentes cercanas a la Facultad de Teología de la Universidad de Ratisbona han asegurado a este periódico que “el Evangelio de San Mateo y la notable interpretación que realizó el Papa San León sobre el Salmo 71,10, apuntan en esa dirección, aparte de que tampoco es que la cuestión sea muy importante a efectos teológicos”.

PUBLICIDAD

“Lo que es completamente seguro es que los Reyes Magos no fueron tres cabareteras baratas de saloon de mala muerte que ya no cumplen los 50, pasadas de kilos, pintadas como puertas y con aspecto de haberse pasado por la piedra a media población reclusa del Estado de Wyoming a cambio de un dólar”, tal y como iban disfrazadas las tres encantadoras señoritas que ayer aparecieron en el balcón del Ayuntamiento de Valencia junto al alcalde Joan Ribó (Compromís) y que se presentaron como “Las Tres Magaslaicas y republicanas de la “Semana de la Infancia” (que no se celebraba desde 1937 por motivos obvios).

PUBLICIDAD

De inmediato, un portavoz del partido pancatalanista en el Ayuntamiento de Valencia ha reaccionado asegurando que “osti, nen, porque tú lo digas”, a lo que varios doctores en Teología consultados por este periódico le han dado la razón asegurando que “en efecto, porque nosotros, que sabemos, lo decimos”, lo que ha provocado unos minutos de estupor en el político que no ha reaccionado hasta que, tras mucho pensar y con la ayuda de los dedos, ha comprendido que en realidad no le estaban dando la razón.

En una última hora urgente, la Delegación del Gobierno ha dado la voz de alarma ante la desaparición de decenas de miles de niños valencianos entre los 4 y los 12 años. Según la Policía, la última vez que fueron vistos, corrían como locos llevando sus cartas a los Reyes Magos y tratando de abandonar la Comunidad Valenciana en dirección a Murcia, perdiéndose su pista en los alrededores de San Pedro del Pinatar.

>Noticias relacionadas: