“Ciudadano del mundo” solicita una pensión al Estado (español)

Un hombre de 65 años, nacido y criado en Lugo pero que nunca se ha considerado español sino “ciudadano del mundo” y abjura de fronteras, banderas y patrias como buen socialista de ideas progresistas y nieto de un anarquista represaliado, decidió en la mañana de ayer acercarse a la Seguridad Social a solicitar la concesión de una pensión no contributiva por jubilación.

PUBLICIDAD

Nada más salir de la sede de la Tesorería General de la Seguridad Social, don Jacinto Marmolillo tuvo que atender a una multitud de periodistas (dos) que le esperaban para conocer de primera mano sus sensaciones tras cometer un acto en principio tan contradictorio con sus principios y su trayectoria vital.

PUBLICIDAD

El señor Marmolillo, quien en numerosas conversaciones con familia, amigos y desconocidos en la para del autobús se definió “como un Robinson sin patria ni banderas” confirmó que “Uh, ah, ergh, periodistas cabrones, uh, argh”, antes de lograr subir en el coche junto a una amiguita rubia de buen ver y partir los dos con rumbo desconocido.

Según hemos podido saber, en el momento de la petición el señor Marmolillo hizo un comentario despectivo sobre la subida de la cuantía de la pensión en un uno por ciento para 2015, momento en el que recibió la ajustada respuesta del siguiente solicitante en la cola, quien le dijo de todo –momento en el que fue reducido por dos agentes de la seguridad privada que engordaban en el interior del recinto.

Dos psicólogos consultados aseguraron a este periódico que “es complicado que este buen hombre sobreviva con 339 euros al mes y sentimientos contradictorios tan terribles”.