Marx: “Soy liberal en lo económico y conservador en lo sexual”

Epifanio Ciérbana, especial para La Gallina Ilustrada.

Karl Marx nos recibe en su céntrico dúplex de Londres con vistas al Támesis, doble altura, hormigón visto, 18.000 libras el metro cuadrado, pinturas de Vaquero Turcios, piscina climatizada y mueble bar…

PUBLICIDAD

LA GALLINA:Para ser tan comunista, vive Vd. estupendamente…

PUBLICIDAD

KARL MARX: -Es por mis libros, que se están vendiendo muy bien.

L.G.:Hablemos de sus libros. Su análisis económico del capitalismo es brillante… pero, ¿no encuentra que su alternativa social es un poco “revolucionaria”?

K.M.: -Lo que pasa es que la gente se toma las cosas al pie de la letra. En los libros de Harry Potter, se dicen un montón de tonterías… y a nadie se le ocurre montarse en una escoba y gritar “¡Expelliarmus!”

L.G.:Pero, revolucionarios de todo el mundo han cimentado sus brutales regímenes en sus teorías…

K.M.: -Tonterías. Los políticos -y los revolucionarios no son más que políticos con perillas raras- necesitan palabrería para justificar lo único que quieren, que es mandar ellos. Y claro… tú les hablas de “materialismo dialéctico”, “plusvalía” o “dictadura del proletariado”… y se ponen cachondos. En el fondo no son más que paparruchas, y ellos lo saben.

L.G.:Entonces, ¿declina Vd. apoyar a regímenes como el de China, Cuba o Corea del Norte?

K.M.: -A ver si me explico, chaval… que no pareces el más listo de tu clase: Yo, mis libros, los escribo para vender. Si me los compran tarados, melenudos, iluminados y gente de mal vivir… es algo que yo no puedo evitar; pero, en lo político, yo siempre he sido firme partidario de un gobierno fuerte y mano dura con los sindicatos.

Margaret Thatcher, gran amiga mía, me decía siempre: “Charly, my dear… eres más facha que Ronald Reagan”.

L.G.: –Ya que menciona sus amistades femeninas, nuestros lectores quisieran conocer algo de sus relaciones con el sexo opuesto…

K.M.: -Pero, ¿a ti te manda LA GALLINA o “Cuéntame”… Porque, si es para Tele5, la entrevista va a salir por un pico…

L.G.:Usted sabe que se ha especulado bastante sobre su vida amorosa…

K.M.: -Paparruchas. Son todo invenciones del cotilla de Engels, que va por ahí, de plató en plató, diciendo tonterías para vender su libro.

Mire… en lo económico, soy liberal, y en lo sexual, conservador. No vea la mala vida que me dan mis hijas… todo el día por ahí… rodeadas de peligros, con todo ese libertinaje que se traen los jóvenes de ahora.

Mi próximo libro tratará precisamente de eso: “Los peligros de la concupiscencia y la alienación sexual del joven proletariado”. Pero dicho en alemán, que acojona más.

L.G.:Seguro que se venden como rosquillas.

K.M.:-Gracias, joven. Le tengo que dejar, que se me hace tarde para ir a misa.