La chica de Eduardo García Serrano

tumblr_mqazhcR1em1rykip3o6_1280

PUBLICIDAD

Valentine McFlurry (aquí, en la foto de su graduación en la Academia Naval de Maryland), nació en Algete, Madrid, en 1989. Hija de Pasmina Giráldez y José Manuel Rebolledo, la pequeña Obdulia -así fue bautizada a pesar de la oposición del cura local, que reconvino con dureza a sus padres “por arruinar la vida de esta niña poniéndole un nombre de camello”- sintió desde pequeña la llamada de la vocación por el conservadurismo de raíces patrióticas y con un claro componente cristiano.

PUBLICIDAD

A los 17 años se afilió a Nuevas Generaciones del Partido Popular, pero cuál no sería su desilusión cuando a los cinco minutos le dijeron que en realidad ellos jamás habían sido de derechas, sino de centro-reformista-liberal-desarrollista-modelogestionario-aserejé-ja-dejé-dejebetudejebedesimenouba.

Obdulia Rebolledo Giráldez salió de la sede del partido, rompió el carnet en mil pedazos, se fue al Registro Civil, se cambió el nombre por el de Valentine McFlurry, se montó en un avión rumbo a Nueva York y se enroló en la Armada de los Estados Unidos, donde se puede ser de derechas sin avergonzarse.

Medidas: 120-60-90

Altura: 174 cm.

Peso: 53.

Aficiones: Carreras de perros con trineo; matar zarigüeyas, lectura, paseos, acampada y cine checoslovaco.

Su hombre ideal: Eduardo García Serrano