En voz baja

Increíble, pero cierto:

¿En qué centro de negocios capitalino los fontaneros llamados para desatascar una de las bajantes principales se encontraron con que el atasco lo habían creado miles de preservativos usados?