Monopoly, elegido juego de mesa más violento de todos los siglos

Un jurado internacional compuesto por psicólogos especializados en grandes tragedias y catástrofes naturales, ha otorgado al juego conocido como Monopoly (también llamado Palé, en tiempos franquistas y presocráticos) el premio especial al “más violento” y al que provoca “más separaciones traumáticas en las familias“.

PUBLICIDAD

Según el jurado, mantener dos hoteles y tres casas en el Paseo del Prado, así como todas las eléctricas, la estación de Delicias y las tres casillas verdes (Puerta del Sol, calle de Alcalá y Gran Vía), provoca serísimas pulsiones homicidas en el resto de los jugadores, por lo que se recomienda que en las próximas versiones del juego se informe a los compradores, que deberán firmar un pliego de descargos a favor del fabricante.

PUBLICIDAD

Expertos mundiales han señalado que una de las más famosas partidas de este juego, creado por Charles Brace Darrow (1889 – 1967) y patentado en 1935, tuvo lugar a principios de julio de 1936 entre el presidente de la República española, Manuel Azaña y un menudo general africanista llamado Francisco Franco, con victoria del primero, lo que provocó una gran desazón en el militar, que juró venganza mientras se atusaba su breve bigote.