Hombre de taytantos solicita amistad “por accidente” en facebook a una ex

Antes de ayer, pasadas las doce de la noche, un varón de 44 años que atiende a las iniciales J.M.R., casado desde los 28, padre de dos hijos –Pablo, de 14 y Adelaida, de 9-, con una hipoteca a 30 años contratada en el Banco Español de Crédito (qepd), un trabajo estable en el departamento jurídico de una empresa de ascensores y dueño de un perro de raza yorkshire terrier -castrado- de 5 años llamado “Bobby”, entró “por accidente” en el perfil de Facebook de una ex novia de cuando tenía 21 años.

PUBLICIDAD

La sorpresa fue mayúscula por parte del individuo, que no acertaba a comprender qué es lo que hacía rebuscando en la vida privada-pública de una ex con la que mantuvo un noviazgo de diez meses y que acabó abruptamente después de una fiesta en Industriales, cuando ella se enrrolló con un integrante de la tuna de Agrónomos y terminó la relación asegurando que “no eres tú, soy yo, te mereces algo mejor, ahora mismo estoy hecha un lío y lo que yo quiero es que podamos seguir siendo amigos”.

PUBLICIDAD

El hombre, estupefacto por el hallazgo “casual, nada premeditado” y después de comprobar en las fotos del perfil que “sigue estando de muy buen ver, la cabrona”, solicitó amistad a su antigua novia y esta le respondió un día después agregándole como amigo y mandándole un mensaje que decía “¡Hola, cuánto tiempo!” y terminaba con un emoticono que le guiñaba un ojo y le le mandaba un beso en forma de corazón.emoticono_beso_gallina_ilustrada
Lo que llevó al hombre a pensar que quizá ella (que, recordemos, le dejó por un tuno -con mallas- de la tuna de agrónomos), seguía sintiendo algo por él.

Puestos en contacto con el Colegio de Psiquiatras, un portavoz autorizado ha confirmado que “sin estudiarse el caso, que no hace falta” lo que tiene el hombre “es una crisis de los 40 del tamaño de un portaaviones de la séptima flota”.