¿Qué fue de Bea, la de la serie Verano Azul?

bea_verano_azul

A los dos días de volver de aquellas vacaciones en aquel verano azul, una compañera del colegio le preguntó que qué tal se lo había pasado y ella respondió: “Si te lo contase, no me creerías; me metí en un pandilla en la que había una loca con una guitarra y un rubio macarra y un paleto portera y un gordo gilipollas y se nos murió un viejo, Chanchullo, o Tranchete o algo así, y se montó una que…”.

PUBLICIDAD

A las dos semanas, arrepentida de aquellas palabras, corrió a afiliarse a la Democracia Cristiana de Óscar Álzaga (antiguo PDP). Nada más entrar por la puerta comprendió que su sitio estaba en un partido serio y con peso como aquél. Fue nombrada presidenta de las Juventudes Democristianas en un acto celebrado en la cama de cierto preboste.

PUBLICIDAD

Después de la disolución del partido, abochornada de haber sido demócrata-cristiana, decidió retomar su sueño de ser lap-dancer en Las Vegas y se marchó a los Estados Unidos. Lo consiguió.

Ahora se hace llamar Beatrix y todavía -de momento- no se ha tatuado las axilas. En un episodio de “Madrileños por el mundo” de Telemadrid se la pudo ver golpeando al cámara y robándole 50 pavos para ir a comprar una onza de meta.