Grupos de cristianos alérgicos al polen, en contra de que las plantas follen a lo loco

La llegada de la primavera y la superpolinización que ha tenido lugar estos días en España, con todo el mundo vegetal tratando de reproducirse y lanzando sus semillas al viento como si no hubiera una mañana, ha desatado las críticas de diversos colectivos de cristianos de base con serias alergias a las gramíneas, cupresáceas, amarantáceas y plátano de paseo.

PUBLICIDAD
Eyaculación vegetal
Eyaculación vegetal

Es vicio y fornicio, es inmoral y un horror y además lo dejan todo perdidito. ¡Basta!”, ha señalado Jacinto Chopo de Álamo, presidente de Cristianos Alérgicos de Base, para quien esta función de reproducción básica debería estar restringida al interior de los parques. “A fin de cuentas, yo con mi señora no lo voy haciendo por la calle y no voy echándole a nadie a la cara mi gozosa semilla”.

PUBLICIDAD

En este sentido, hoy se ha sabido que un vecino de Teruel, en venganza por tanta semilla de chopo que le ha provocado una picazón masiva en la nariz, ha cortado en juliana uno de los ficus de su casa. Este hecho ha sido condenado por diversas asociaciones de amigos de las plantas, que han señalado que “no deberían pagar justos por pecadores”.