Soraya Sáenz de Santamaría, harta de que la confundan con Scarlett Johansson

Según ha podido saber este periódico, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (Valladolid, 1971), ha manifestado a su círculo íntimo su hartazgo “a nivel personal” por ser confundida permanentemente con la actriz Scarlett Johansson (Nueva York, 1984). Según una fuente cercana a la vicepresidenta, esta ha señalado que “la confusión me resulta una molestia tremenda cada vez que tengo que ir a un congreso internacional o a una reunión en Bruselas, porque noto los comentarios, las miradas lascivas y concupiscentes, la presión de la fama… El otro día fui al mercado a comprar un repollo porque pensaba hacer cocido y el frutero no paraba de llamarme ‘Scarlett esto’ ‘Scarlett lo otro’ y me decía ‘Qué guapa sales en Match Point’”.

PUBLICIDAD

Soraya_Saenz_Santamaria_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

Según la misma fuente, la vicepresidenta habría contratado los servicios de un despacho internacional de abogados con sede en Madrid para que interponga demandas contra todos los medios que insistan en llamarla “sex symbol mundial” en vez de conocerla por sus logros centrorreformistas. Que los tiene, y muchos.

Scarlett_Johansson_Gallina_Ilustrada

Al respecto, este periódico se ha puesto en contacto con la oficina de representación de la actriz neoyorquina, que ha confirmado que la última vez que Scarlett Johansson estuvo en Europa, un alto cargo del Gobierno alemán le tiró un pellizco y le llamó “chatina” en perfecto español, lo que desconcertó a la actriz estadounidense que ahora se explica “muchas cosas”.