Ejecutado el criminal que hizo lo mismo que Esperanza Aguirre en el carril bus

A las siete de la mañana de hoy, en el campo de tiro de Matalasgrajas, en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, fue ajusticiado el reo José Manuel R.C., natural de Chinchón, vecino de Madrid, de 48 años y administrativo de una empresa de ascensores. La ejecución fue llevada a cabo por el sistema de pelotón de fusilamiento con doce tiradores y al menos una de las armas cargada con salvas para evitar daños psicológicos a los verdugos.

PUBLICIDAD

Según la sentencia, que fue leída por el capitán al mando del pelotón, el criminal fue declarado culpable de haber estacionado su automóvil a media mañana de principios de abril de 2014 en un carril bus-taxi a la altura del número 44 de la Gran Vía madrileña para ir a sacar dinero de un cajero automático. Que cuando fue reconvenido por agentes de movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el individuo se puso algo molesto por lo que él llamó “multita y bronquita”, se metió en su automóvil y haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes que le ordenaban que se detuviera, inició la marcha golpeando con el lateral de su vehículo (un Toyota Verso de color blanco) la motocicleta del agente de movilidad, tirándola al suelo.

PUBLICIDAD

La sentencia declara probado que después de tirar la moto del agente, el criminal escapó por la Gran Vía, siendo perseguido por los citados agentes, que llegaron a ponerse en paralelo a él, indicándole de forma verbal que detuviera el automóvil, haciendo caso omiso de las órdenes y comenzando una persecución por la calle Silva, la de San Roque, girando a la izquierda por la calle Pez hasta llegar al domicilio del pérfido delincuente, que metió el coche en el garaje y al salir fue electrocutado por la pistola de descargas eléctricas aplicada a los testículos del criminal, gracias a lo cual fue reducido por una sección de los Grupos de Operaciones Especiales que le introdujeron en un furgón y le llevaron al calabozo de la Audiencia Nacional, donde tras las 72 preceptivas horas de incomunicación, fue acusado de los delitos de atentado, estragos, terrorismo, fraude fiscal y genocidio, siendo sentenciado tras un juicio rápido y ejemplarizante a morir ejecutado tras el informe favorable de todos los grupos parlamentarios a que se levantara con carácter temporal la prohibición de la pena capital en España.

De nada sirvió el telegrama de Su Santidad el Papa Francisco en el que rogaba el Gobierno español que “a pesar de entender los terribles crímenes de esa alimaña, esa alimaña también es hijo, aunque menor, de Dios y no debería ser ejecutado, aunque la verdad, es que, en el fondo, oiga, si comprensible entendemos que es, pero aun así…”.

_________

esperanza_aguirre_Gallina_IlustradaSin abandonar la crónica judicial, ayer se supo que el incidente de tráfico en el que se vio envuelta la presidenta del PP de Madrid y candidata a la alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre (Madrid, 1952) y que no guarda relación alguna con el caso anterior, salvo en la mera coincidencia de fechas, lugar y hechos, será juzgado como una falta y no como un delito. Oh, yeah.