Osama Bin Laden podría haber muerto de aburrimiento

Según Susan Pointer, prestigiosa periodista de investigación del Daily Currant Observer, la muerte de Osama Bin Laden no ocurrió durante una operación armada de los SEAL de la Armada estadounidense en la casa del líder de Al Qaeda en Abbottabbad (Pakistán).

PUBLICIDAD

Osama_Bin_Laden_aburrido_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

“No tenía teléfono, no tenía internet, se alimentaba de guisantes en lata, palitos de merluza y yogures caducados. Tenia una Play Station, pero se le había desgastado de tanto usarla. Se había visto quince veces “Lo que el Viento se llevó” y más de veinte “El Lago Azul”. Su vida no tenía sentido. Simplemente, se cansó de vivir y se dejó ir”.

Las revelaciones de Pointer han sido contestadas por el periodista de investigación y premio Pulitzer Seymour Hersh, quien ha asegurado que “no”.

En una comparecencia posterior, la propia Susan Pointer ha señalado que “o sí”.

Declaraciones de última hora a la Associated Press por parte de Seynour Hersh confirman que “no”.

Pointer, a este respecto, ha susurrado que “sí”.

Hersh ha dicho muy bajito, para el cuello de su camisa, que “no y mil veces no”.

De inmediato, Pointer se ha cubierto la cara con la almohada de la cama en la que reposaba y ha musitado que “sí”.

A lo que Hersh habría aprovechado para toser mientras mascullaba la palabra “zorra”.

Siendo respondida con otra tos de Susan Pointer que pareció sonar a “múerete ya, viejo de mierda”.