Después de tres años subiendo impuestos, el PP no se explica qué ha podido fallar

Larga noche electoral en la sede del Partido Popular en la calle Génova. Los resultados de las elecciones locales y autonómicas han sido recibidos con incredulidad por parte de la cúpula del PP que ya tenía apalabrada “la celebración de un supermega fiesta de celebración del triunfo electoral con disc-jockey, enanos voladores, chicas subidas en bafles, piñatas y cosas así”, según ha confesado un alto cargo popular a este partido.

PUBLICIDAD

rajoy_triste_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

Por lo que parece, el equipo de la campaña electoral no se explica qué ha podido ir mal, “¡sobre todo cuando llevábamos tres años y medio subiendo impuestos e incumpliendo nuestras promesas electorales para evitar el rescate financiero de España! Nosotros creíamos que eso los españoles lo iban a agradecer, pero es posible que no lo hayamos sabido comunicar bien”, ha asegurado con desparpajo el secretario de Organización, Carlos Floriano,  antes de que le tocara la pajita más corta y tuviera que salir delante de los periodistas a decir que “el Partido Popular ha ganado las elecciones” y que “España va en la buena dirección”.

“¡Claro! ¡No queda otra! Estos resultados electorales se deben a que no hemos sabido  comunicar nuestros aciertos”, aseguró de inmediato la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, antes de que la todavía presidenta de Castilla-La Mancha y todavía secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, afirmara muchas veces que sí con la cabeza.

Por lo que hemos podido saber, el presidente del PP, Mariano Rajoy, habría chasqueado la lengua, contrariado por el problema de comunicación que tiene el PP.

A preguntas de los periodistas que cubrían la noche electoral en el sentido de si la corrupción no podría haber tenido algo que ver en el desastre electoral, Carlos Floriano ha asegurado que “en efecto, ajajá, la comunicación”.

> Noticias relacionadas: