Un Rajoy eléctrico y valiente sorprende a los españoles con la audacia de sus cambios en el Gobierno

El presidente Mariano Rajoy, en lo que los analistas han asegurado que es la maniobra más osada y valiente que se ha visto en el mundo político desde que el presidente Kennedy ordenara el bloqueo de Cuba en la Crisis de los Misiles de 1962, ordenó ayer el cese de José Ignacio Wert como ministro de Educación y su sustitución por Íñigo Méndez de Vigo, Barón de Claret (Tetuán, 1956), un gigante de la política a la altura de Adenauer, De Gasperi o Disraeli.

PUBLICIDAD

mariano_Rajoy_electrico_audaz_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

Al conocerse la noticia, millones de españoles, en su mayoría votantes del Partido Popular, han tomado las principales plazas de las ciudades de toda España y han celebrado con gritos de alborozo la osadía del presidente del Gobierno, que en estos momentos perturbadores ha sabido tomar la iniciativa y recuperar el ánimo de los votantes del PP, que encaran de una manera mucho más confiada los cinco meses que quedan de legislatura.

Rajoy es un gigante, un heróe verdadero, un titán, es nuestro Amadís de Gaula, una fiera, un Castelar, un líder, un visionario y un estadista”, esas son algunas de las expresiones escuchadas a lo ancho de España por militantes del Partido Popular y por votantes de la formación centrista-aserejé.

llama-sorprendida_mariano_rajoy_audaz_Wet_Mendez_Vigo_Gallina_Ilustrada
Militante sorprendido del PP

Por lo que se ha podido saber, Pablo Iglesias Turrión, líder de Podemos, habría convocado con lágrimas en los ojos una reunión urgente del politburó de la formación comunista para evaluar “la audaz maniobra de Rajoy, que puede hacerle volver a revalidar la mayoría absoluta que ganó en 2011”.

Por su parte, el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, habría permanecido en estado catatónico toda la noche de ayer, repitiendo sin cesar un admirado: “¡Qué bueno es! ¡Qué tío! ¡Qué bueno es! ¡Qué tío! ¡Qué bueno es…!”.