Revilla amenaza con beberse el río Ebro si Artur Mas ‘sigue haciendo el tonto’

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria Dios sabe por qué, amenazó ayer al presidente de Cataluña, Artur Mas, con beberse toda el agua del Ebro si persiste en su idea secesionista. “Que se deje de tonterías, porque una cosa le digo: el Ebro nace en Fontibre, que está cerca de Reinosa, y si quiero, ¿me escuchas, Arturo?, no le dejo salir, que yo soy muy mío”, aseguró el líder de los regionalistas cántabros mientras engullía una docena de bocartes fresquísimos pescados por la mañana.

PUBLICIDAD

Miguel-Ángel-Revilla

PUBLICIDAD

A preguntas de los periodistas que se querían echar una risas, panda de canallas, el presidente cántabro aseguró que “todavía no tengo claro cómo hacerlo. Lo mismo me lo bebo. O a lo mejor construyo una presa enorme con anchoas de Santoña, que son muy ricas, y lo refuerzo con sobaos pasiegos, o lo mismo –qué cojones- agarro una azada y lo desvío para Asturias, que son gente de bien y a mí me gusta mucho la fabada y las mozas asturianas, con sus ricos ropajes y sus contoneantes andares”.

Poco después de terminar las risas de los asistentes, el presidente Revilla quiso matizar sus palabras y aseguró que “a lo mejor no puedo bebérmelo yo solo, pero tengo un amigo de Colindres y otro de Cabezón y entre los tres, con unas rabas…”.

A este respecto, hoy se ha sabido que el 54 por ciento de los cántabros no acaba de entender que este hombre pueda ser presidente de nada. El 46 por ciento restante, tampoco, pero se lo calla.

> Noticias relacionadas: