Los barceloneses vuelven a poder dormir tras saber que Ada Colau ha retirado un busto de Don Juan Carlos

Han sido casi 30 años sin poder conciliar el sueño, muchas noches en vela criando ojeras y tragando techo, pero al fin todo ha terminado de manera feliz. Tras los recientes acontecimientos en los que operarios del Ayuntamiento de Barcelona procedieron a retirar por orden de la alcaldesa, Ada Colau, el busto del Rey Don Juan Carlos I del salón de plenos, millones de barceloneses han podido dormir la pasada noche a pierna suelta por primera vez desde que en 1986 se aprobó el Reglamento de Organización de las Entidades Locales que exige que un busto del Jefe del Estado se coloque en el salón de plenos.

PUBLICIDAD

Ha sido maravilloso -según ha relatado una vecina del Barrio Chino a este periódico-. Yo llevaba desde 1986 con un come-come interior, un desasosiego bastante grande, un no sé qué que qué sé yo que me corroía las entrañas y me causaba cistitis, hipo y sarna. Fíjesese que de vez en cuando, en mitad de la noche, me volvía a mi marido y le decía: ‘Ay, Pep, yo así no puedo seguir. Yo lo que necesito es dormir. ¿Es que no habrá una candidatura populista que pueda hacer algo por mí, por nosotros, por todos los barceloneses que somos millones y que estamos afectados por un insomnio crónico por el hecho de que haya un busto de Don Juan Carlos en el salón de plenos?’. Y entonces mi marido se volvía y me decía que me fuera a la mierda y, bueno, la vida se iba haciendo pesada, larga… Y hasta ahora que zzzzz… zzzzz… zzzzz…”.

PUBLICIDAD

Y la mujer se durmió.

Ssssshhhhhhh… No la despierten.

busto_juan_carlos_rey_retirado_ayuntamiento_barcelona_ada_colau_Gallina_Ilustrada