Un estudio encargado por el PP de Castilla-La Mancha asegura que las grullas son muy hijasdeputa

grulla_comun_hija_puta_cementerio_nuclear_Cuenca_Gallina_Ilustrada
La decisión del presidente de Castilla-La Mancha,
el socialista Emiliano García-Page, de paralizar las obras del cementerio nuclear del pueblo conquense de Villar de Cañas al extender la protección de las grullas que habitan en la zona, ha sido respondida por el Partido Popular esgrimiendo un estudio de 2004 de la Milton Friedmann Mariana Society en el que se concluye que la grulla común (grus grus) es un pájaro muy hijo de puta que sólo piensa en la dominación mundial y en asesinar humanos todo el día, sacándoles los ojos y picoteándoles el cerebro a través de las cuencas vacías.

PUBLICIDAD

El estudio, para el que se llevaron a cabo 300 entrevistas a grullas comunes de la provincia de Cuenca, “evidencia”, según ha asegurado un portavoz del PP de Castilla-La Mancha, “que es imperativo que construyamos un cementerio nuclear en Villar de Cañas, para impedir que estos pájaros de mierrrrr… puedan llegar un día a suponer un riesgo para nuestra democracia y para la civilización occidental”.

PUBLICIDAD

En una última hora, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ordenado que se detengan los trabajos del cementerio nuclear hasta que se certifique la información de que el 34 por ciento de las grullas son de la ETA. “No la vayamos a joder”, ha asegurado el presidente, que en ese caso mantendría una posición favorable a legalizar a las grullas.