España aceptará que Santa Teresa de Ávila sea catalana si también se quedan con Ramoncín

La pretensión del independentismo catalán de reclamar la catalanidad de personajes históricos como Cristóbal Colón (Joan Colom), Miguel de Cervantes (Joan Miquel Servent), Hernán Cortés (Ferran Cortès), fray Bartolomé de las Casas (Bartomeu Casaus) y Santa Teresa de Jesús, ha sido parcialmente aceptada por el Estado español, que a través de un dictamen de la Real Academia de Genealogía y Heráldica ha manifestado su posición favorable a declarar que Santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515 – Alba de Tormes, 1582) nació en Sant Sadurní d’Anoia, adoraba la butifarra y fue abadesa de Pedralbes si, y sólo si, en el mismo lote se declara la profunda catalanidad del presunto cantante, ex directivo de la SGAE y supuesto Rey del Pollo Frito José Ramón Julio Márquez Martínez, alias “Ramoncín” (Madrid, 1955).

PUBLICIDAD
ramoncin_barretina_Gallina_Ilustrada
Josep Raimon Jules Marc Martí, alias “Ramonet” (Platja d’Aro, Girona, 1955), con barretina

Es cierto que perdemos a Teresa de Ávila, la gran mística del siglo XVI, cumbre de la vida espiritual de la Iglesia y fundadora de las carmelitas descalzas, pero si conseguimos quitarnos a Ramoncín, compensa; y con creces“, ha declarado un portavoz de la Academia mientras se secaba las lágrimas de felicidad que le corrían, jaraneras y alegres, por las mejillas.

PUBLICIDAD

La Generalitat de Cataluña no ha tardado en reaccionar y a través de Jordi Bilbeny (en la imagen bajo estas líneas), director de investigaciones del Institut Nova História (INH) que estos días celebra su II Congreso Internacional y que reclama la catalanidad de personajes como Juan Sebastián Elcano (Joan Caçinera del Canós), Gonzalo Fernández de Córdoba (Joan Ramon Folc de Cardona) y Mickey Mouse (Miquel Ratoli) ha asegurado que “No, Ramoncín, nooooooooooo, cabrons, fills de puta, buaaaaaaaaaaaah, snif, burp, perdón, se ma’escapao…”.