Los últimos avances en computación cuántica obligan a cambiar todos los libros de Matemáticas de Primaria

libro_texto_primaria_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

La obligación de comprar los nuevos libros de texto de Matemáticas de Educación Primaria (de 6 a 11 años), que han sustituido a los que se vendieron el año pasado, ha sido defendida por los editores “por la importancia de los avances en computación cuántica, que están consiguiendo grandes resultados en la solución del problema de la decoherencia cuántica que lleva a los sistemas físicos, bajo ciertas condiciones, a exhibir comportamientos clásicos sin los efectos contraintuitivos típicos de la mecánica cuántica y esto, claro, tiene su importancia en los problemas de cuando un tren sale de Madrid a las 8 y otro de Zaragoza a las 10,15, en qué punto de la vía férrea se cruzarán”.

PUBLICIDAD

Los editores de libros, que han reaccionado con grandes carcajadas cuando uno de los periodistas, padre de cuatro hijos, les ha preguntado que cómo pueden ser tan cabrones, han asegurado que “es lo que hay”, “es lo que tiene editar libros”, y que, “además, hemos cambiado de orden los capítulos de los manuales y las cantidades de los enunciados de los problemas, además de terminar con la típica dualidad manzanas-naranjas, y a partir de ahora si Juan tiene 400 chirimoyas y le da 100 a Pablo, etcétera…”.

En este sentido, mañana hay prevista una rueda de prensa para dar a conocer los cambios sustanciales en materia religiosa que obligarán a los padres a comprar los nuevos libros de texto de Religión. “Es por eso de lo de la reencarnación de Judas que han incorporado al Credo, o algo asi”, ha asegurado un portavoz de los editores de libros de texto tras rascarse una axila.