Fernando Trueba niega que lo más recto que tenga sea la mirada

fernando_trueba_mirada_recta_cinco_minutos_espanol_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

La polémica por las declaraciones en San Sebastián del cineasta, por lo tanto, intelectual, por lo tanto, antifascista, por lo tanto, digno de consideración y respeto, por lo tanto, subvencionable, por lo tanto, tonto útil, en el sentido de que no se ha sentido español “ni cinco minutos de mi vida”, han tenido que ser matizadas por fuentes del entorno más próximo de Fernando Trueba al conocerse las subvenciones millonarias que habría recibido del Estado español, español, español, en los últimos años “en concepto de ayudas a la amortización de películas” (o sea: si tu película es un truño y pierde dinero, ya te lo paga el Estado español, español, español)

PUBLICIDAD

No es que sea bizco, “sino que su visión es periférica, por lo tanto, descentralizada”

Las declaraciones de Fernando se han sacado de contexto”, aseguran sus íntimos. ¿Qué contexto era ese? “Donostia – San Sebastián, oyes, que todavía da canguelillo recibir un premio de manos del ministro sin disculparse”, han respondido los mismos íntimos, que aseguran que si hubiera recibido el premio en Valladolid, lo mismo habría dicho otra cosa.

¿Confirma esa declaración del cineasta el rumor que corre impenitente de que lo más recto que tiene es la mirada? “En ningún caso. Lo que Fernando tiene es visión periférica y, por lo tanto, descentralizada”, aseguran sus íntimos.

En realidad, lo que Trueba quiso hacer es un discurso contra los nacionalismos”, aseguran fuentes próximas al cineasta, que añadieron, con gran pesar: “Aunque también es verdad que pretendió que La niña de tus ojos fuera una película y le salió un taburete”. Pretensiones.