Rajoy aplicará el 155 a la Región de Murcia “para ir entrenando”

rajoy_aplicara_155_murcia_entrenar_Galllna_Ilustrada
¿Harry el sucio, John McClane, Mad Max, Charles Bronson…? ¡No! Mariano Rajoy Brey. Su solo nombre ya nos hace estremecer. Es tan duro. Oh, sí que lo es.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha trasladado a Pío García Escudero, presidente del Senado (un edificio en el que se reúne mucha gente, cuando van, y trabajan, bueno, trabajar, no, hacen cosas, eh… cosas de senadores), la intención del Ejecutivo de aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de la Región de Murcia (en el sureste de la Península ibérica), “para ir entrenando, a ver qué tal”.

PUBLICIDAD

Fuentes del Gobierno han confirmado a este periódico que Murcia es la elegida para “ir calentando motores” a pesar de que la primera idea era suspender la autonomía de Cantabria, “pero luego miramos en la wikipedia y nos enteramos de que Miguel Ángel Revilla ha vuelto a ser el presidente de Cantabria y con lo pesado que es, porque mira que es pesado, por no oírle…”.

PUBLICIDAD

Las mismas fuentes aseguran que “en cuanto la Diputación Permanente del Senado autorice la aplicación del 155 a la comunidad murciana, nuestro plan es el de ir probando cosas, en plan prueba y error, para así tomar nota y ver qué cosas se pueden hacer y cuáles no, y así cogemos soltura para cuando llegue lo gordo. Por ejemplo, está previsto apartar de sus funciones al gobierno regional en pleno, encarcelar a la cúpula del partido y a la oposición, confinar al Ejecutivo murciano en la base de submarinos de Cartagena, en concreto en uno de los submarinos, sumergir el submarino hasta que se haga uno con el fondo marino, y cambiarle el nombre al estadio de la Condomina, que es algo que, aunque no tiene mucho que ver con esto, nos hace una ilusión extraordinaria”.

Según la fuente gubernamental: “Si todo lo anterior sale bien, enviaremos un par de submarinos a Barcelona y hala, a disfrutar”.

La noticia ha causado una honda preocupación en los partidos independentistas catalanes, que han protestado airadamente “porque no vale entrenar, habíamos quedado en que no valía entrenar; nosotros no hemos entrenado”.

A este respecto, la vicesecretaria general del Partido Popular, la catalana Andrea Levy, ha respondido tapándose los oídos y cantando en voz alta, lo que ha sido contestado por el portavoz de la CUP, la máxima autoridad catalana, poniéndose los pulgares en las sienes y agitando los dedos extendidos soltando un “¡ttthhhhhpppffffftttt!” sostenido y con felipones. A este respecto, la propia Levy ha replicado que “¡habla, chucho que no te escucho!”, lo que ha dejado al portavoz de la CUP “descompuesto y sin nada que decir”, para luego echarse a llorar. “Es por el estrés”, se ha justificado el catalán, que ha añadido que “es cierto que hace mucho que no me ducho”.