Mas advierte a la CUP de que si no le votan no les dejará hacer botellón en el Parlament

artur_mas_no_dejara-botellon_CUP_Gallina_Ilustrada
Momento en el que el candidato a la presidencia de la Generalitat, Artur “The Walking Dead” Mas, le comunica la decisión de no dejarles hacer botellón en el Parlament a uno de la CUP, para fastidio de este, que ya había usado dinero de la caja de resistencia de la CUP para comprar 30 tetra-bricks de Don Simón, coca-cola y unas cortezas de cerdo

El candidato a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, ha advertido a los diputados del partido antisistema, anticapitalista, secesionista, chavista y antiaguacorrientecalentitaempapandosuscuerposcadamañanaconsupoquitodegel, la Candidatura d‘Unitat Popular (CUP, en español: candidatura de unidad popular), que si no acceden a unir sus votos a los de los diputados de Junts Pel Sí para investirle como presidente de Cataluña: “No les dejaré hacer botellón en el Parlament, ni permitiré que vuelvan a ensayar malabares con bolos y pelotas en el salón de plenos, ni podrán traer cabras para esquilarlas y tejer sus ponchos invernales y ni mucho menos les autorizaré a tener macetas en las ventanas de sus despachos con esas plantas tan raras de hojas verdes picudas y decusadas con múltiples foliolos que luego ponen a secar y trituran para sabe Dios qué”.

PUBLICIDAD

A este respecto, la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, ha manifestado su contrariedad por el tema de las cabras: “Son esenciales para avanzar en el reconocimiento de la voluntad democrática del pueblo y en lo que viene siendo que me sale del coño”, y luego se ha echado a llorar, la pobre, porque se rumorea en la bancada que ella en realidad lo que querría es conocer a un buen hombre, tener un rancho en Nebraska, criar cuatro o cinco hijos, hacer pastel de manzana y tener un golden retreiver castrado de nombre “Bush”.

PUBLICIDAD

La CUP, en un comunicado oficial, ha deplorado la actitud “dictatorial” del presidente Mas, y ha advertido que “antes que la construcción nacional está la destrucción del sistema, y que no nos provoque, porque a pesar de que nos separan muchas cosas, como litros de perfume, desodorante y ropa mona, podríamos acabar votando a la Arrimadas y aquí paz y después, rave, uh, uh”.

En este sentido, el número uno de la lista de JxSí en las pasadas elecciones del 27 de septiembre, que ya llovió, el madrileño Raúl Romeva, ha preguntado si sería un buen momento para que él se quitara la camisa e hiciera una exhibición de pectorales “por vicio, mayormente”, a lo que el president Mas le habría mirado levantando una ceja.

> Noticias relacionadas: