Podemos no se unirá al pacto Anti-Mordor y exige políticas activas de integración de los orcos

hobbit_pablo_iglesias_atacar_mordor_Gallina_Ilustrada

PUBLICIDAD

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, formación que concurre a las elecciones en coalición con Hobbit en Común, ha asegurado que no se unirá a la Comunidad del Anillo para atacar Mordor y destruir a Sauron porque “la venganza no es buena y esto restringe derechos y libertades, mi tesoro, que es lo que los orcos pretenden”. El pequeño hobbit Irreejón, que estaba presente junto a Iglesias en la rueda de prensa que dio en la Posada del Dragón Morado de Hobbiton, se mostró favorable “a profundizar en políticas de integración con las fuerzas oscuras” y criticó duramente a los integrantes de la Comunidad del Anillo, “porque de alguna manera, precioso, supone renunciar a elementos garantistas del derecho penal hobbit, como si matarlos a todos fuera a servir para que un orco no se coloque un cinturón de explosivos”.

PUBLICIDAD

Los principales dirigentes de la formación podemita han insistido en que “es necesario profundizar en la comprensión de que la responsabilidad es de los noldor y los hijos de Ilúvatar, que cuando atacaron Mordor en su momento, luego no supieron qué hacer”.

A este respecto, ayer, el senescal de Gondor, François Hollande, ordenó encender las almenaras para convocar a la guerra contra Mordor a los Elfos de Obama y los Rohirin de Putin, además de a los Montaraces del Norte de Merkel y a los Enanos de Cameron en Minas London.

En un apunte de última hora, se acaba de conocer  que Rajoy, el mago gris, ha confirmado que se pondrá a disposición de las fuerzas de la alianza contra Mordor, “pero a partir del 23 de diciembre, que antes me va mal”.

> Noticias relacionadas: