Fabricantes de mesas cojas compran 100.000 ejemplares del programa electoral del PP

programa_electoral_del_pp_Gallina_Ilustrada
Pues queríamos sacar una foto del nuevo programa electoral del PP, pero este maldito perro de derechas que tenemos… ¡Mal, Vox! ¡Mal, Vox! ¡Vox, malo! ¡Tas, tas, Vox! ¡A echar a tu camita, Vox! ¿Quién ha sido un chico malo? ¡Perro malo! Ahora no me vomites en la alfombra ¿eh? ¡Hala! ¿Qué te acabo de decir?

La Patronal del Sector de Fabricantes de Mesas Cojas de Terraza de Cafetería (Pasefame-Coteca) ha confirmado la compra de cien mil unidades del programa electoral con el que el Partido Popular se presenta a las próximas elecciones generales del 20 de diciembre.

PUBLICIDAD

Las copias, encuadernadas en rústica, “se han demostrado que es lo mejor que se ha inventado para calzar las patas cojas, a una notable distancia de la servilleta doblada en cuatro, y conseguir así que el cliente disfrute de una experiencia placentera pinchando berberechos sin temor al incómodo balanceo y a la posible pérdida de equilibrio”.

PUBLICIDAD

Un portavoz de Pasefame-Coteca ha asegurado que en los próximos días cada uno de sus asociados recibirá dos ejemplares del programa electoral del Partido Popular, que en la edición de este año vuelve a prometer cosas que ya prometió hace cuatro años pero que “ahora van en serio”, como ha asegurado Pablo Casado, visecretario de algo de la formación reformista.

El mismo portavoz ha añadido que “Nos han hecho un precio muy competitivo, y nos alegramos de que este año el PP haya decidido imprimirlo en un papel prensa mejorado de 55 gramos, que arde mucho mejor en caso de que te hayas quedado sin piñas para encender el horno de leña. El programa del PP es súper inflamable: lo expones un poco a la luz y ¡puf!, se incendia y se convierte en cenizas más rápido que el Conde Drácula viendo el amanecer en Ibiza”.

A la pregunta de uno de los informadores presentes en la rueda de prensa, que ha querido saber si el programa electoral del PP también sirve para limpiarse lo que vendría siendo el culo con él en caso de terrible emergencia, el portavoz de la patronal ha asegurado, con una mueca de tristeza y los ojos temblorosos y arrasados en lágrimas como un dibujo animado japonés, que “no, para eso no sirve”.

> Noticias relacionadas: