Artur Mas ofrece detener el ‘próces’ si el Madrid no vuelve a fichar a Mourinho

mourinho
“Búsquenle los reñidores; cérquenle los jugadores; quien se precie que le ataje, a ver si hay quien le aventaje en juego, en lid o en amores. Esto escribí; y en medio año que mi presencia gozó el Madrid, no hay lance extraño, no hubo escándalo ni engaño en que no me hallara yo. Por dondequiera que fui, la razón atropellé, la virtud escarnecí, a la justicia burlé y a las mujeres vendí. Yo a las campitos bajé, yo a los estadios subí, yo la LFP escalé y en todas partes dejé memoria amarga de mí”. (De El Burlador de Setúbal, de Zorrilla)

Reunión de urgencia en La Moncloa a instancias de los partidos secesionistas con un único punto a discutir: cese total del proceso independentista a cambio de que el Gobierno se comprometa a conseguir –de la manera que sea, sin descartar el uso de fuerza desproporcionada contra las cosas y/o las personas- que el entrenador portugués de fútbol José Mário dos Santos Mourinho Félix (Setúbal, 1963), alias “José Mourinho”, no regrese al Real Madrid para enseñarles el camino de la remontada épica y consiga que los blancos le disputen la Liga al FC Barcelona.

PUBLICIDAD

En este sentido, una asamblea de urgencia de la formación antisistema Candidaturala Liga (CUP), ha aprobado por mayoría de manos al aire reconvertirse “para favorecer la negociación con Madrit” en un partido españolista de derechas y que todos sus dirigentes se duchen al menos una vez cada dos días, David Fernàndez incluido, “cueste lo que cueste que se frote”, aseguran en la CUP.

PUBLICIDAD

Como se recordará, en sus tres temporadas en el Real Madrid, aparte de conseguir una Liga, una Copa y el récord absoluto de porcentaje de puntos por partido, Mourinho mató a Manolete, se comió ochocientos niños crudos, se bañó en la sangre de diez mil vírgenes, hundió el Titanic, lanzó una bomba atómica sobre Hiroshima, estrelló dos aviones contra el World Trade Center de Nueva York, despellejó a un gatito con la fuerza de su mirada y estuvo a punto de provocar una insurrección federalista en el Cantón de Cartagena.

El presidente portugués, Aníbal Cavaco Silva, ha ofrecido a las autoridades españolas “la máxima cooperación dentro de que no tenemos un céntimo” para “perseguir, atrapar y llevar ante la Justicia a nuestro compatriota, por el que hemos pedido muchas veces, snif, perdón”.

A estas palabras del líder portugués, ha respondido de inmediato el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Jesús Gracia Aldaz, que ha manifestado que “no es suficiente con pedir perdón, canallas”.

> Noticias relacionadas: