Conmoción en Arabia tras los ataques a mujeres musulmanas por parte de un millar de cristianos en Riad

mujeres_arabes_manifestacion_apoyo_cristianos_Gallina_Ilustrada
Manifestación de mujeres árabes exigiendo que no se criminalice a los refugiados cristianos por los actos de unos pocos. O algo así. Bueno, quizá. Sólo quizá. Casi que no. Vale, no.

Las autoridades árabes han llamado a la calma “para no exacerbar la cristianofobia” tras conocerse que, el pasado fin de semana, cientos de mujeres musulmanas, ante la pasividad de la Policía, fueron asaltadas y vejadas cerca de la estación de tren de Riad, en Arabia Saudí, por una muchedumbre de refugiados cristianos e ilegales europeos presuntamente en estado de embriaguez.

PUBLICIDAD

Un portavoz policial, que aseguró que “estamos ante una nueva dimensión de la delincuencia”, confirmó que todos los testigos señalan que los atacantes tenían aspecto europeo, “blanquitos y tal”, y entre 18 y 35 años, aunque añadió que “no se conocen todos los detalles” y negó que las fuerzas del orden se hubieran inhibido cuando comenzaron las agresiones a las mujeres, que fueron atacadas en grupos y, en algunos casos, forzadas.

PUBLICIDAD

Las autoridades saudíes han subrayado que “aparte de los testigos y de las grabaciones de móviles de varios de los cristianos detenidos, no hay más indicios de participación de refugiados en los lamentables sucesos”, en un intento por evitar que estos incidentes puedan alimentar la cristianofobia que ha crecido en los países árabes. Las mismas autoridades, que han considerado “absolutamente inaceptable” lo ocurrido, han instado a las mujeres a seguir haciendo su vida “con normalidad”, aunque han recomendado no pasar muy cerca de los grupos de ilegales o, al menos, ir acompañadas, lo que ha sido muy criticado por organizaciones feministas musulmanas que estarían considerado desnudarse en pleno centro de Riad como medida de protesta.

En este sentido, el Rey Salmán, Guardián de los Santos Lugares, entre un mar de críticas a su gestión, ha manifestado su preocupación por los hechos y ha anunciado su disposición a expulsar del país a los refugiados cristianos que hayan cometido algún delito. O a cortarles la cabeza. Lo que sea más barato.

A este respecto, organizaciones no gubernamentales árabes de ayuda a los cristianos han manifestado su rechazo a la idea del monarca, asegurando que “por los actos de una pequeña parte de la población cristiana no se puede condenar ni estigmatizar a todo un colectivo”. En este sentido, fuentes cercanas al Rey Salmán han señalado que “sí, mejor la cabeza”.

> Noticias relacionadas: