Que la Pedroche sea ‘muy de izquierdas’ hace caer la tasa de tías bien hechas de derechas hasta el 98,2%

cristina_pedroche_muy_de_izquierdas_Gallina_Ilustrada
Cristina Pedroche, nacionalista vallekana

Tras el desnudo integral –político- que Cristina Pedroche (Madrid, 1988, ojo, 1988, 1988… estamos ante una rima fácil y podríamos hacerla porque nos asiste ese derecho, pero no queremos) realizó en una entrevista en El Mundo y en la que la conocida presentadora de La Sexta confesó que es “muy de izquierdas”, la Agencia Española de Estadística (AEE) ha confirmado que, ante este dato, el porcentaje de chicas bien hechas que son de derechas se ha desplomado desde el 98,20001 por ciento hasta un 98,2 por ciento, siendo esta la tasa más baja de la serie histórica desde 1977.

PUBLICIDAD

Tras la revelación de Cristina Pedroche, cabe la pregunta de si estamos ante un repunte sostenido de la cantidad de tías buenas que son de izquierdas, que se ha mantenido en un 1,3 por ciento desde que se retiró de la política la directora de Gabinete del presidente Suárez, Carmen Díez de Rivera.

PUBLICIDAD
carmen_diez_de_rivera_chicas_bien_hechas_de_izquierdas
Díez de Rivera. Esta mujer tenía un no sé qué que qué sé yo de elegancia…

En este sentido, un portavoz de la AEE ha negado con la cabeza en repetidas ocasiones: “La media ponderada de los últimos 40 años, y aún antes, desde 1934, cuando se comenzó a investigar con datos estadísticos el legendario axioma de que ‘las niñas bien hechas son de derechas’, nos indica que las mujeres que se manifiestan como ‘muy de izquierdas’ suelen ser más feas que la cabra de la madre que me parió, dándose el caso de partidos como Bildu o la CUP, por ejemplo, en los que el porcentaje de tías buenas es de un paupérrimo 0,00 por ciento, con tendencia a la baja, sin ninguna esperanza de que la cosa cambie”.

El mismo portavoz de la AEE se ha mostrado cauto ante el recurso planteado por el sindicato Manos Limpias en el que pide que se excluya a la Pedroche de la estadística ya que “no puede ser muy de izquierdas una persona que viste de Bulgari como si no hubiera un mañana, que cobra cifras superiores a las de un futbolista de primera apañado, que hace de lo buena que está la razón principal de su éxito y que se ha casado con un cocinero que te clava en su restaurante una media de 300 euros por un menú degustación con una crema fría de legumbres descontruida para que no se parezca a un puré de lentejas, que es lo que, desgraciadamente, es”.

Para la AEE, en principio estos hechos probados sobre Cristina Pedroche “aunque son indicios sólidos, sobre todo lo de que está como un queso, no constituyen prueba irrefutable de que no sea muy, pero que muy, de izquierdas. Mira Kim Jong-Un, que también está como un queso. De bola.”.

En este sentido, y en el otro, ya son dos.

> Noticias relacionadas: