Un sector crítico de Podemos acusa a Pablo Iglesias de ir con un slip limpio a la audiencia con el Rey

iglesias_audiencia_rey_slip_limpio_Gallina_Ilustrada
La escena es curiosa, pero ahora imagínense que en vez de Su Majestad Don Felipe VI (aqDgma), hubiera sido Su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra. ¿Se lo han imaginado ya? ¿Sí?¿Interesante, eh? ¿A que Iglesias no hubiera tenido huevos, ajá? Pues por eso es por lo que la Corona británica no está en peligro. No digo más.

“El pacto que alcanzamos en su momento las mareas y las formaciones de confluencia para incorporarnos a las filas de Podemos era que ante el Rey había que llevar un slip con no menos de seis puestas seguidas y al menos dos restos de zurraspa, a lo revolucionario. Esto, entendemos que no se ha cumplido y los mismo nos vamos al Grupo Mixto. Ya veremos”.

PUBLICIDAD

Así lo ha asegurado un portavoz del sector duro de Podemos, que ha añadido que “tenemos la certeza, burp, moral, de que Pablo Iglesias llevó un slip prieto de color morado de imitación de la marca fruit of the loom que se había comprado la tarde anterior en un puesto de tanos en un mercadillo en Villaverde Bajo, en plan pijo, antes de presentarse en el Palacio de la Zarzuela para ser recibido por Su Majestad Don Felipe VI, Rey de España, bla, bla, bla, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Portugal, bla, bla, superblá, de las Indias Orientales y Occidentales, y de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano, Archiduque  de Austria, Duque de Borgoña y de Brabante, de Milán, de Atenas y de Neopatria, Marqués de Oristano, Conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol, de Barcelona, del Rosellón, de la Cerdaña y del Gocíano, Señor de Vizcaya y de Molina, de la Casa Borbón, el sexto de su nombre, rey de los Ándalos y los Rhoynar y los Primeros Hombres, señor de los Siete Reinos y Protector del Reino”.

PUBLICIDAD

El mismo portavoz, mientras engullía unas cortezas en un bar nacional de Vallecas, ha asegurado a este periódico que “Es una vergüenza lo que ha hecho el camarada Pablo. ¿Qué mensaje estamos enviando a nuestros votantes y a las fuerzas del cambio si permitimos que alguien se presente con unos cillos sin zurraspa delante de un Rey? ¿Qué será lo siguiente? ¿Llevar la camisa planchada? ¿Una corbata? ¿Acaso una americana? ¿Te imaginas un traje? ¿Llamarle Señor? ¿Dirigirse a Su Majestad en tercera persona como manda el protocolo? ¿Darle la mano en vez de chocar los cinco? ¿No hablarle si el Rey no nos habla antes? O sea, la rehostia de casta, tío”.

Pablo Iglesias, que no ha negado las informaciones (“tengo que hablar con mi mama para que deje de largarlo todo al primero que pase”), ha negado que el slip fuera nuevo y ha insistido en que “aunque sí que es verdad que sólo tenía tres puestas, que es la mitad de las seis pactadas, las tres habían sido en días seguidos, sin paso intermedio, sin quitada nocturna en ninguno de los casos, sin ducha y, lo que es más importante, sin haberles dado la vuelta”.

El líder de Podemos ha añadido, mientras se recolocaba el asunto (“por un picorcillo que tengo aquí”) que “Así, y según las normas más elementales del sentido común, eso equivale a las seis puestas pactadas, pero si eso es motivo de preocupación entre el lumpen, me dejo el slip puesto este fin de semana y el lunes vuelvo a Zarzuela con alguna excusa y asunto concluido. Y ya, si eso, el martes, me lo quito y que se vaya solo a la lavadora”.

> Noticias relacionadas: