Roma cuelga a un par de homosexuales para hacer la visita más grata a la delegación iraní

estatuas_desnuda_ofenda_cultura_irani_roma_Gallina_Ilustrada
La delicada cultura islámica es lo que tiene: que puedes cubrir de piedras a una mujer hasta no verla más, pero no puedes ver a una mujer de piedra (y sin brazos, que debe de ser súper excitante, wtf). Y por eso va el Gobierno italiano y ordena taparlas, para no ofender esa cultura tan delicada.

Después del detalle de las autoridades italianas de tapar las estatuas desnudas de los Museos Capitolinos para no ofender la delicada cultura del presidente iraní, Hasan Rohani, de sus seis ministros y del centenar de personas de su séquito, el Gobierno Iraní ha calificado de “detallazo que te cagas” la decisión del Gobierno italiano de colgar al alba y de una grúa a un par de homosexuales en la Colina del Quirinal, justo enfrente del hotel donde se aloja la delegación iraní, que ha venido a Italia con un paquete de 17.000 millones de dólares en posibles inversiones.

PUBLICIDAD

“Ha sido como estar en casa de nuevo”, ha asegurado un portavoz iraní que, no obstante, ha añadido que “agradecemos el esfuerzo, pero con un sodomita colgado del cuello hubiera bastado”. Para la delegación iraní, “este presente, además de la anunciada lapidación de media docena de adúlteras romanas en la Piazza del Popolo hoy a las doce y el hecho de que el Papa Francisco haya elogiado los valores espirituales comunes y ensalzado nuestra decisiva contribución a contrarrestar la difusión del  terrorismo, además de la anunciada decisión del primer ministro Renzi de rebautizar el país como Al-Hitalía, es una muestra de humildad que no olvidaremos. Puedo asegurar que vendremos mucho por el califato italiano”.

PUBLICIDAD

En este sentido, y ante la inacción del Gobierno español, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que si él fuera “preside… digo, vicepresidente”, también podría atraer multimillonarias inversiones iraníes, como “lo demuestran mis cuentas corrientes”. El caso, para Iglesias, es que ”si para conseguir esas inversiones hay que lapidar adúlteras del PP, se las lapida, si hay que colgar homosexuales del PP, se los cuelga… esto es la nueva política, señores, no somos ángeles y no podemos dejar de cabalgar las contradicciones”.

> Noticias relacionadas: