Urdangarín, presionado por sus abogados para que vaya con una camiseta de Messi al juicio

camiseta_messi_urdangarin_foto_vertical_caso_noos_Gallina_Ilustrada
Sí, sí, ya, ya, una tontería, claro, claro…

Este periódico ha tenido acceso a un documento interno de la firma de abogados en la que trabaja el penalista Mario Pascual Vives, encargado de la defensa de don Iñaki Urdangarin Liebaert (Zumárraga, 1968), ex Duque de Palma, en el que se expone “la necesidad de que su cliente se presente el día 9 de febrero (por hoy) a la reanudación del juicio del caso Nóos en la Audiencia de Baleares vestido con una camiseta de Messi”.

PUBLICIDAD

“De esa manera no sólo conseguiremos que los abucheos con los que es recibido en su paseo hasta el juzgado se conviertan en aplausos de rendida admiración, incluida la posibilidad de que haya quien le piropee y de que haya quien quiera un hijo suyo, o dos, sino que podríamos obtener un trato favorable por parte de la acusación particular, así como de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado, sobre todo de esta última, que fíjate si le gustará el fútbol, que a Leo Messi, habiendo defraudado más de cuatro millones de euros, le pide poco más de siete meses de prisión; con un par…”.

PUBLICIDAD

“Si jugamos bien nuestras cartas –prosigue el supuesto documento del despacho de Pascual Vives–, y don Iñaki se planta delante del tribunal con la camiseta de Messi y la publicidad de Unicef, con un mate en una mano y un bifé de chorizo en la otra, hablando  lunfardo y echándole la culpa a su papá político (“si lo dice mi papá, firmo con los ojos cerrados”), podríamos conseguir una condena de no más de dos años de prisión, muy lejos de los 19 que piden ahora, con lo cual ni tendría que ingresar en prisión al carecer de antecedentes y, lo que es quizá más importante: a don Iñaki le podrían dar un balón de oro, sería la portada de una colección de cromos y hasta quizá conseguiríamos que hiciera un anuncio de natillas, con lo sanas que son; y todo entre el aplauso general”.

Concluye la propuesta asegurando que “Aunque Felipe VI es hincha del Atleti, no debemos descartar que, con este gesto, don Iñaki pudiera incluso recuperar el ducado perdido, no te digo más. En cualquier caso, si esta estrategia procesal no funcionara, siempre podría manifestarse a favor del derecho a decidir de Cataluña y ahí seguro que se va de rositas”.

En este sentido, una fuente del despacho de abogados de Miguel Roca, que es el encargado de la defensa de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina, ha asegurado a este periódico que, sin llegar a esos extremos, sí que se muestran partidarios de que la hermana del Rey se dirija a los periodistas presentes y que con cierto gracejo andaluz y acento jerezano les haga declaraciones en el sentido de que “a mí me quiere toda España” y “Si me queréis, irse”.

> Noticias relacionadas: