Podemos aclara que comerle el nardo a un okupa que se instale en tu casa será voluntario

okupas_elegancia_distincion_clase_estilo_Gallina_Ilustrada
Los pares con dolor, los crías con esfuerzo, te gastas la pasta en ellos, les das una educación, les transmites unos valores, y un buen día ves que todo ese esfuerzo se ha convertido en esto. Y entonces piensas: “la culpa es de su madre” y te vuelves al bar.

“Nosotros lo promoveremos porque está en línea con la Declaración de Derechos Humanos y las nuevas políticas del cambio, pero quiero aclarar que será voluntario, o sea, que no habrá un régimen sancionador para el vecino que no dé la bienvenida a un okupa haciéndole un trabajo fino de limpieza de sable, lo que viene siendo esa expresión popular tan madrileña de comerle el nardo”. Así se ha expresado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Abu Simbel, 1223 a.C.), saliendo al paso de los rumores que aseguraban que el equipo de Gobierno de Ahora Madrid (Podemos) prepara una segunda campaña más agresiva de concienciación de los “veneficios de tener un bezino okupa en tu komunidad.

PUBLICIDAD

Lo que sí ha confimado la alcaldesa es que prestarles la playstation, darles la clave del wifi, prepararles unos litros de kalimotxo, ceder a tus hijas mayores de 18 años para su disfrute y seguir pagando el IBI de tu casa mientras ellos plantan droga en las macetas de tu piscina, seguirá siendo obligatorio. “Así pagamos una parte de la deuda que la sociedad ha contraído con estas personas, con estos héroes que han sacrificado parte de lo que es más valioso de un ser humano, como la higiene personal y el uso correcto de las ces, para servir de ejemplo a los más pequeños de los estragos que causan las drogas, el mal gusto musical y la falta de buenos libros que leer”.

PUBLICIDAD

Miembros del movimiento okupa han confirmado a este periódico que, a pesar del disgusto que tienen por “no haber conseguido que la yaya Manuela obligue a los presidentes de la comunidad a comernos la polla”, sí que es cierto que el edicto municipal que exime a los okupas de pagar la luz, es “la hostia de importante porque así podemos dedicar lo que sacamos tocando los bongos o haciendo malabares en los semáforos a otras cosas más importantes, como la priva, las latas de callos y la suscripción a Apple Music”. A este respecto, los okupas han agradecido el gesto de varias organizaciones de reivindicar que el Consistorio pague también el agua, “pero no es necesario porque no usamos tanta agua, más bien poca, para dar de beber a los perros cuando se acaba el champagne y poco más”.

> Otras noticias hiperrelacionadas: