La Generalitat obligará a las prostitutas a usar el catalán y prohibirá el francés y el griego

putas_barcelona_uso_catalan_Gallina_Ilustrada
Bones botifarres tenim nena, tienes que venir. Que en cap altre lloc, altre lloc d’Espanya,  trobaràs millors embotits (“Cançò del Pagés”, Loquillo y los Trogloditas) 

Tras el revés sufrido por la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que anula la obligación de los funcionarios de usar el catalán, la Dirección General de Política Lingüística de la Generalitat ha anunciado que “sus vais a cagar, cabrones” y ha anunciado una Ley Integral de Defensa del Catalán que prohibirá a las prostitutas de Cataluña el uso del francés y del griego y las obligará a dirigirse en catalán a sus clientes en todo momento y postura.

PUBLICIDAD

Esta medida ha sido defendida por el consejero de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, para quien “el francés y el griego ya tienen una fuerte protección histórica y una implantación normalizada en el mundo, además de apoyos económicos visibles que arrinconan al catalán en una actividad tan arraigada y tan corriente en la vida diaria de Cataluña como es que te hagan un trabajo fino de marquetería por 30 eurillos de nada”.

PUBLICIDAD

En este sentido, una delegación de la Asociación de Prostitutas de Cataluña con Leggins de Ciutat Vella se ha reunido hace unos minutos con el consejero Vila, a quien han tratado de aclarar que eso del francés no es el francés, o sea, sí, pero no, tú ya sabes, mi amor, lo mismo que el griego, que vale, que es un idioma, pero que en este contexto, vendría a ser “la expresión de una actividad sexual posterior y/o trasera muy demandada, nen”.

El consejero, que ha mantenido una cara de nutria bastante notable durante todo el encuentro, ha confesado al final, con cierto rubor y las mejillas encarnadas, que no entendía de lo que estaban hablando. A renglón seguido, una de las meretrices presentes, conocida como “Merceditas”, le ha susurrado al consejero que eso del griego “no es un idioma, chato, sino que vendría a ser, en un ejemplo práctico, lo que Albert Rivera quiere que Mariano Rajoy se deje hacer para que Pedro Sánchez sea el próximo presidente del Gobierno“.

En ese momento, y por lo que parece, el consejero Vila habría levantado una ceja, habría tragado saliva y habría dado por finalizada la reunión, echándose a llorar a continuación con la autoestima por los suelos.

> Otras noticias íntimamente relacionadas: