Dos señoras se pelean en la pescadería de un Mercadona a cuenta de los Papeles de Panamá

dos-mujeres-pelean-pescaderia-mercadona-papeles-panama-Gallina-Ilustrada
El caso de las sociedades off-shore de Panamá está provocando episodios de violencia arponada, Arconada, encoñada, leches, enconada… puto corrector.

La tensión es máxima entre los españoles después de que una filtración de datos sacara a la luz once millones de documentos conocidos como “Papeles de Panamá” que prueban que a los millonarios les gusta tener parte de su dinero en sociedades off-shore, que son hmmmm, ñaca, eso, o sea, no es que sean ilegales, vaya, legales son, pero, ajá, eeeeh, atjum y tal y cual.

PUBLICIDAD

En cualquier caso, la crispación se ha apoderado de las calles españolas y el enfrentamiento entre los que tras analizar con rigor la información han concluido que todos son una manga de chorizos, salvo Almodóvar, y los que piensan que este es un caso de tráfico de datos sin relevancia real, ha llegado a cotas de violencia terribles.

PUBLICIDAD

Este es el caso del incidente que esta misma mañana se ha registrado en la sección de pescadería de un Mercadona de la calle López de Hoyos de la capital española, donde dos señoras se han liado a besugazos tras un intercambio de pareceres sobre los llamados “Papeles de Panamá”.

Según el atestado policial, una de las mujeres habría solicitado a la pescadera que le limpiara “siete lenguados frescos y gorditos”, a 16,45 euros el kilo, lo que habría sido comentado por otra parroquiana que acababa de comprar dos gallos medianos haciendo alusión a “hay que joderse, cómo viven los ricos” y “seguro que sales en los Papeles de Panamá, corrupta”. A renglón seguido, la segunda mujer elevó la barbilla unos seis centímetros antes de comunicarle a la primera que “con Panamá hay un tratado de doble imposición desde 2011, así que no es un paraíso fiscal, a ver si te informas un poquito, mona”, lo que habría sido respondido por la primera mujer identificándose como votante de Podemos y asegurando que “a mí, mi Paco me tiene el coño contento”, lo que fue replicado por la segunda mujer señalándole como “ordinaria”, motivo por el que la primera mujer se refirió a la segunda mujer como “fascista”.

Según el informe, la segunda mujer agarró en ese instante una pescadilla de pincho de un peso aproximado de tres kilos setecientos y lo volteó en el aire para acabar impactando en la cara de la primera mujer, que al grito de “vosotros, fascistas, sois los terroristas”, tomó una red de pulpo cocido y golpeó a la segunda mujer con cierta saña.

Al cierre de esta edición, facultativos del Hospital Universitario de la Princesa han logrado extraer un besugo de dos kilos trescientos del recto de una de las mujeres, mientras la otra continúa en los calabozos de la Comisaría de Chamartín, donde ha solicitado habeas corpus, ora pro nobis pescatoribus, según informa Confilegal.

> Noticias relacionadas: