280 intelectuales catalanes reclaman que el Barça le eche un par de huevos

intelectuales-catalanes-manifiesto-koine-Gallina-Ilustrada
Los intelectuales catalanes en cuestión presentando el manifiesto. El de la derecha del todo es filólogo de la UAB y premio de poesía místico-nacionalista del Ayuntamiento de Esplugues.

Doscientos ochenta académicos, profesionales, artistas e intelectuales catalanes reunidos en torno al llamado Grupo Koiné, que hace unos días presentaron un documento en el que exigen que el catalán sea la única lengua oficial en Cataluña, han reclamado en un manifiesto presentado hoy en Sant Sadurní d’Anoia que, “en base a los retos de Catalunya como nación y a nivel de la ilusión, pensamos de que el Fútbol Club Barcelona, que es el Ejército desarmado de Catalunya en feliz expresión de ese escritor finísimo que fue Vázquez Montalbán, debe echarle un par de huevos”.

PUBLICIDAD

Prosigue el comunicado de los intelectuales soberanistas del Grupo Koiné asegurando que “habían unos jugadores que el pasado sábado en Donostia como de que no estaban, o sea, a nivel de lo que sería ilusión, es decir, en base a los retos que se presentan para Catalunya, como de que no estaban sudando la camiseta y eso, pues nos devuelve a épocas pasadas oscurantistas y no se construye nación, nen”.

PUBLICIDAD

Terminan los intelectuales catalanes haciendo un llamamiento “a nivel de lo que sería ya el conjunto del Estado, en base a, o sea, una ilusión compartida por tantos y por tantas, para que el próximo miércoles, al comienzo del match entre el Atletic de Madrit y el Fútbol Club Barcelona, en todas las casas de aficionados y aficionadas culés se cante a nivel de lo que sería la garganta, de que con los dedos de la mano y con los dedos de los pies, con la polla y los cojones todo suma veintitrés”.

En declaraciones a este periódico, fuentes próximas al Grupo Koiné aseguran que el asunto de jugar a menudo contra diez “aunque a nivel de lo que sería la ilusión no está en el documento, sí que es una reivindicación legítima y democrática en base a los agravios históricos padecidos durante la dictadura, cuando el Barça le dio la medalla de honor del club a Franco por aquella recalificación de terrenos y terrenas y por la construcción del Palau Blaugrana del que el dictador fue el presidente de Honor hasta que ya no lo fue más porque fue y se murió”. Todo lo anterior, según los intelectuales catalanes, representa “un agravio terrible, y de alguna manera, jugar contra diez, viene a ser algo democráti…, eh, ah, uh, puesssss, ¡mira, detrás de ti, un mono con tres cabezas!”.

> Noticias relacionadas: