El Parlamento catalán aprueba una ley para obligar a Whatsapp a incluir emoticonos catalanes

emoticones-catalanes-Gallina-Ilustrada
Catalanes, catalanas con el peinado de Anna Gabriel, y viceversa

En el articulado de la “Llei de Normalització de Presència de Emoticones i Emoticonas Catalans i Catalanes a Teclats i Tecladas Virtuals de Telefonia”, aprobada hoy en el Parlamento catalán por mayoría de los votos de los grupos de Junts Pel Sí, la CUP y En Comú Podem, se obliga a los principales fabricantes de teléfono y diseñadores de emojis a que incluyan nuevos diseños “que aseguren la visibilidad de los usuari@s catalane/as que no se sienten representados por ninguno de los diseños/as actuales, salvo, quizá, y sólo quizá, el del mondongo/a sonriente y el emoticono de la flamenca, que también son muy nuestros”.

PUBLICIDAD

Esta ley, que era una exigencia de la CUP para el apoyo a la investidura de Puigdemont, exige que los emoticonos masculinos porten barretina, llevan gafas de pasta de vivos colores, barba de siete días, y, en el caso de que lleven pelo, que se peine para adelante, en plan monguer (y camisa negra sin corbata, si la necesitare). En el caso de los emoticonos femeninos, la ley exige que lleven un peinado tan catalán como el que lleva Anna Gabriel, “a lo clic de famóbil, rollo calimero, a ser posible brillante para que dé sensación de limpio sin tener realmente por qué estarlo y estarla, porque la grasilla también tiene sus derechos y brilla”.

PUBLICIDAD

En lo que se refiere al régimen sancionador, la ley aprobada por el Parlamento de Cataluña prevé multas desde 15.000 millones de euros, “que podrían ir a pagar las nóminas de los funcionarios”, hasta 90.000 millones en el caso de falta grave y reiterada, o algo así pone el texto, que en ese punto está borroso al haber caído lo que parece un litro, o más, de saliva de los legisladores.

Al término de la votación, los parlamentarios catalanes han celebrado que esta sea  la primera ley aprobada desde hace nueve meses. “Somos la puta rehostia“, ha añadido un diputado de la CUP, de rodillas y con los brazos extendidos en señal de triunfo.

> Noticias relacionadas: