Carmena anuncia que los que no recojan los ñordos de sus perros deberán pagar 750 euros o asaltar una capilla

carmena-multas-recoger-cacas-perros-asatar-capillas-Gallina-Ilustrada
Carmena: Es que hay zocotrocos de perretes en las calles que son así de grandes. –Rita: ¡Qué asco! ¿No? Mira qué cara de asco pongo… Oye, ¿me voy desnudando ya? –Carmena: Espera un poco, hija… Oye, ¿ha venido Zapata? –Rita: Me parece haberle visto por ahí detrás.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Palacio de Invierno, Petrogrado, 1917), ha anunciado una durísima campaña de multas para los dueños de perros que no recojan los zurullos de sus canes de la vía pública.

PUBLICIDAD

Las sanciones, según la regidora comunista, podrán ser de dos tipos: económicas, para las que se prevén multas de 750 euros, o de servicios a la comunidad, para lo cual los infractores deberán asaltar una capilla, iglesia, convento o similar, en horario litúrgico y, desnudos de cintura para arriba, gritar consignas contra el heteropatriarcado, el dogma de la Inmaculada Concepción y contra el Sumo Pontífice que, por lo que parece, no nos deja comernos las almejas.

PUBLICIDAD

“Es una ordenanza muy dura, aunque más dura es la del elefante”, ha confirmado la alcaldesa soltando una risita. “Además, ojo cuidado, las multas se triplican en el caso de que el perro en cuestión lleve un collar con la bandera española o se llame ‘Paco’, ya que se infiere el carácter franquista del perrete en cuestión, por no hablar del animal”.

Ante las críticas del poderoso lobby de criadores de chihuahuas, que asegura que los mojones de sus perritos son más pequeños, menos molestos y más vistosos, incluso más alegres, que las boñigas de un Gran Danés o los zocotrocos de un San Bernardo, la alcaldesa de Madrid ha confirmado que es favorable a que la normativa municipal se adapte al tamaño de la evacuación, y se ha comprometido a contratar 100 o 200 amiguitas de Zapata a 50.000 euros al año cada uno para que se pongan a ello.

“Eso sí, si llego a saber que en la última etapa de mi vida acabaría dando ruedas de prensa sobre zurullos, colillas, ceniceros, zapatas y esas mierdas, se habría presentado a alcaldesa su madre”, ha suspirado la alcaldesa, que ha abandonado la sala de prensa a toda prisa con los ojos arrasados en lágrimas, apretando contra su pecho el libro de Mijail BakuninEstatismo y anarquía‘ y sollozando: “¡Con lo que yo he sido!”.

> Noticias relacionadas: