El Rey explora la posibilidad de que un independiente presida el Gobierno. Suena Míchel

suena-michel-Gallina-Ilustrada
Sé lo que estáis pensando… ¿Y por qué no Vicente del Bosque? Porque haría ministro de Economía a Casillas. Ibais a saber lo que es la austeridad…

Su Majestad el Rey Don Felipe VI (aqDgmayatteencontreenlacalle) no desea la repetición de las elecciones generales y en estos momentos explora la posibilidad de que los principales líderes políticos acepten la solución de una amplia alianza de Gobierno bajo la presidencia de un profesional independiente ajeno a los partidos con representación parlamentaria. En este sentido, y según fuentes cercanas a la Casa Real, el mejor situado es el ex centrocampista del Real Madrid y ex entrenador del Olympique de Marsella, Sevilla y Olympiacos, José Miguel González Martín del Campo, alias “Míchel” (Madrid, 1963).

PUBLICIDAD

“Conoce la Casa, es español, tiene experiencia internacional, tiene pelo, sonríe muy bien y sabe el reto que supone”, aseguran las mismas fuentes, que indican que la oferta que el Rey trasladaría a Míchel sería por dos años, “prorrogables por otros dos más en función de los resultados”.

PUBLICIDAD

Aunque el representante de Míchel ha negado los contactos a este periódico: “¿Quién eres tú y de qué coj… hablas?”, personas del entorno del ex centrocampista aseguran que el madrileño ha recibido con ilusión la propuesta “aunque tendría que estudiar el capítulo de altas y bajas antes de comprometerse con el proyecto”. En este sentido, se da por hecho que Míchel pediría la incorporación de varios íntimos amigos suyos como el ex jugador Pizo Gómez y el colombiano Valderrama.

La única discrepancia a estas horas sería el asunto económico. “78.000 euros, que es lo que cobra el presidente del Gobierno, es lo que suele cobrar Míchel por rascarse los tachines con el palo de la lumbre”.

De momento, y a falta de confirmación oficial, se da por hecho que la propuesta cuenta con el beneplácito del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y casi con total seguridad, con la del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que cerraría el paso así a la posibilidad de que Susana Díaz se le suba a la chepa y empiece a pegarle tobas.

> Noticias similares o relacionadas: