Sánchez rechaza la oferta de Iglesias de meterle la puntita nada más

la-puntita-nada-mas-Gallina-Ilustrada
Representación gráfica y metafórica (desde un cierto punto de vista) de lo que desde tiempos inmemoriales son las políticas populistas de izquierdas (vale, y de los hombres en general).

El (todavía) secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, ha rechazado la oferta “súper en firme” del líder de Podemos, Pablo Iglesias Turrión, de ponerse detrás de él en posición decúbito lateral haciendo lo que viene siendo la postura de la cucharita e introducirle “despacito, sin prisas, sssssshhhhh, ya verás qué bien, tú tranquilo, que yo controlo, ssssshhhhh, va, tonto, que te va a gustar” lo que desde tiempo inmemorial se viene dando en llamar “la puntita nada más”. En una entrevista en TVE, Sánchez ha asegurado que “mucho prometer, mucho prometer y en cuanto te quieres dar cuenta te han dejado el asunto como un bebedero de patos, mira lo que le ha pasado a Garzón, y luego no te respetan por la mañana”.

PUBLICIDAD

La reacción de Pablo Iglesias ha sido inmediata y en una intervención no programada en el programa “La noche con Pablo Iglesias” de La Sexta, ha asegurado que “lo que pasa es que no me quieres, si me quisieras, me dejarías, que yo te quiero mucho, Pedro, pero claro, eres casta”.

PUBLICIDAD

A este respecto, este periódico ha podido saber que Tania Sánchez, ex de Pablo Iglesias, ex de Izquierda Unida y ex diputada de Podemos, se ha comprado tres litros de helado de chocolate, una batamanta, una caja grande de kleenex y ha alquilado en Blu-Ray la película “Los puentes de Madison”. Fuentes de la formación morada han asegurado que “nos ha dicho que se toma unos días libres porque tenia ganas de echarse una buena llorada”.

> Noticias sexis relacionadas: