La Policía logra evitar que un suicida diera una opinión objetiva en Twitter sobre el asunto de La Manada

Los valerosos servidores públicos, preparados para asaltar la casa del suicida y darle de comer al perro algo diferente a pienso seco, que ya cansa

Sobre las 13,00 horas de hoy, los Servicios de Emergencia han recibido la llamada angustiada de una mujer que alertaba de los propósitos suicidas de su pareja “que se ha pasado toda la noche leyendo la sentencia condenatoria sobre La Manada, voto particular incluido, además del Auto de la Audiencia de Navarra sobre la puesta en libertad de los procesados a la espera de que se sustancien los recursos presentados. Pero lo peor es que esta mañana me ha dicho que pensaba poner un post en Facebook y un mensaje en Twitter para dar su opinión objetiva y desapasionada sobre la razonable normalidad que supone en un Estado de Derecho democrático la puesta en libertad de alguien sobre quien no recae sentencia firme y que no ha intentado sustraerse a la acción de la Justicia”.

PUBLICIDAD

“Entre hipidos y sollozos -ha proseguido la mujer-, le he rogado que no hiciera ninguna tontería, que luego a la que señalan por la calle cuando voy a hacer la compra es a mí, pero él lleva una temporada de baja por una fuerte depresión porque es del Racing de Santander”.

PUBLICIDAD

Ante la gravedad de lo relatado por la mujer, sobre todo lo del Racing de Santander, dos comandos del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional, con el apoyo de dos fragatas de la Armada y de un avión AWACS de la USAF, han cortado el acceso a Internet de la casa, situada en el barrio madrileño del Parque de las Avenidas, al tiempo que tomaban posiciones alrededor del domicilio del suicida. Tras varios intentos frustrados de negociación, incluida la oferta de darle diez millones de dólares en billetes sin marcar y un avión con gasolina para llegar a Bélgica a comenzar una nueva vida, los nacionales han asaltado el domicilio del sujeto, utilizando para ello armamento pesado, gases lacrimógenos y una tanqueta que ha costado un congo subirla por la escalera de servicio hasta el sexto.

Una vez detenido el sujeto, que responde a las siglas de J.M.R. y que es abogado experto en Derecho Administrativo, los agentes le han intervenido un teléfono móvil cargado con conexión 4G, varias cuentas en redes sociales y una carta de despedida a sus hijos.

De inmediato, y según ha podido confirmar este periódico, un equipo de psicólog@s del Ayuntamient@ de M@drid ha recomendado al sujeto que se arrojara por la ventana, lo que ha hecho sin mayor problema, cayendo como un fardo, dándose un tortazo espectacular y muriendo en el acto.

Por su parte, su ya viuda se ha mostrado “feliz de que todo haya terminado” y dispuesta a rehacer su vida con un antiguo novio “que ahora vota a Ciudadanos y que te dice lo quieras oír sin mayor problema”.

> Otras noticias de interés: