Desenterrar a Franco, subir impuestos y acercar etarras, principales preocupaciones de los españoles

PUBLICIDAD

El Gobierno de Pedro Sánchez ha encargado una macroencuesta de urgencia al Centro de Instigaciones Sociológicas para detectar cuáles son de verdad las principales preocupaciones de los españoles. “Para así poder ponerles remedio con la determinación democrática de los socialistas y el diálogo permanente con el resto de las fuerzas de progreso, entre las que caben citar formaciones con sentido de Estado como Esquerra, el PdCat, el PNV y, por supuesto, esa izquierda moderada que representa Podemos”, según ha asegurado la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá (Bilbao, 1949) sin que un mínimo de rubor llegara a sus mejillas, quizá por un problema de riego sanguíneo en los capilares.

PUBLICIDAD

“Los resultados de la encuesta no dejan lugar a duda de algo que ya sabíamos pero que la derecha quería ocultar: desenterrar a Franco es la principal preocupación de los españoles, seguido a corta distancia por la molestia que produce a la ciudadanía que los impuestos sean tan bajos y el enorme problema de que haya presos de ETA encarcelados o dispersos por ahí, en vez de estar cerca de sus familiares y de todos los que les esperan para hacerles emotivos homenajes. Son tres puntos que los socialistas nos comprometemos a solucionar de inmediato, no importa el coste personal ni las sesiones de manicura que deba soportar el presidente Sánchez”, ha asegurado Celaá mientras una lágrima democrática surcaba su no sonrosada mejilla (el problema con los capilares ya mencionado).

“Hay otras preocupaciones -ha proseguido Celaá- a las que nos comprometemos a buscar la mejor solución a partir de septiembre, porque julio es casi inhábil y en agosto hay que descansar, que llevamos más de tres semanas en el Gobierno y el cuerpo humano tiene un límite. Pero cabe reseñar que los socialistas ya sabíamos que mucha gente, sobre todo progenitores A y B, o también el C, si es que se lleva bien con B, o se taladra ocasionalmente a A, están seriamente concernidos (para los de la Logse: afectados) porque algunos niños se resisten a dejar de ser heterosexuales, y eso es preocupante para su futuro laboral, sobre todo en el mundo de las StartUps”.

“También quiero destacar que el Gobierno  ha recibido con satisfacción los resultados de la encuesta que señalan que hay una enorme preocupación en la ciudadanía por el hecho de que los viejos tienen la costumbre de morirse cuando Dios, perdón, dios, quiere. A eso, como a los piropos callejeros y los machistas que sujetan las puertas para que pueda pasar una mujer, también le vamos a poner remedio, que ya está bien, hombre, que ya está bien”.

A preguntas de los pesimistas periodistas presentes en la sala, la portavoz del Gobierno se ha negado a responder las informaciones que señalan que el universo de la encuesta fueron 2.000 llamadas realizadas al presidente del Gobierno y a su encantadora mujer, Begoña Gómez, así como a dos de sus cuñados.

Las primeras reacciones políticas no se han hecho esperar, y en una comparecencia de prensa conjunta, todos los candidatos a la presidencia del Partido Popular han recordado que ellos subieron los impuestos “como si no hubiera un mañana” y que prometen volver a hacerlo en cuanto lleguen de nuevo al Gobierno: “A nosotros no nos gana nadie a socialdemócratas“, ha asegurado Pablo Casado mientras Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal asentían vigorosamente con la cabeza. Cada una con la suya.

> Otras informaciones: