Tras crear cinco millones de parados en 21 años de Gobierno, el PSOE amenaza ahora con solucionar la pobreza infantil

Un pájaro, tres ministros y un ave amarilla enorme

Las recientes declaraciones del presidente Sánchez (se lo juro, presidente Sánchez), en las que ha asegurado que la lucha contra la pobreza infantil es una de las prioridades del Gobierno y eje de su acción política, la ONG SOS Niños España (Sosne), con el apoyo de Cruz Roja Internacional y la mirada indiferente de Unicef, han fletado dos aviones Tupolev para sacar de España “a todos los niños que podamos a la mayor brevedad posible y llevarlos a un lugar seguro, Groenlandia, Tierra de Fuego, el Valle de la Muerte o similar…”.

PUBLICIDAD

Un portavoz de estas organizaciones ha negado “precipitación y alarmismo”, como señalaban diversos medios progubernamentales. “Mis cojones treinta y tres”, ha asegurado el portavoz esgrimiendo un informe estadístico que confirma que durante los mandatos de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero se destruyeron en España cerca de cinco millones de empleos. “Estos eran los que prometían 800.000 puestos de trabajo o pleno empleo o se negaban a reconocer la crisis porque decían que estábamos en la Champions League de la economía mundial. Con estos antecedentes y con la promesa que ha hecho el Gobierno español de solucionar la pobreza infantil, lo mejor es establecer un puente aéreo humanitario y llevar a los niños españoles donde el PSOE no pueda tocarlos, que me van a desgraciar a las criaturas”.

PUBLICIDAD

En este sentido, la reacción del Gobierno de Sánchez no se ha hecho esperar y en un comunicado oficial ha asegurado que el eje de su mandato “no es tanto lo de los niños, que fue que al presidente se le resbaló el twitter, sino proporcionar pensiones dignas a los jubilados”.

Tras estas declaraciones, las escenas de pánico en los Hogares del Jubilado se han repetido en toda España, a excepción de en Cataluña, que ahí están entretenidos con  gilipolleces como crucecitas, lacitos y polladas por el estilo, y no se enteran de nada.

> Otras noticias: