El Papa aclara que la pena de muerte seguirá siendo admisible para los que no tiren de la cadena 

PUBLICIDAD

Su Santidad el Papa Francisco ha querido clarificar la polémica surgida a raíz de la última modificación del Catecismo en la que a la Luz del Evangelio se reescribe al artículo 2227 para declarar inadmisible la pena de muerte.

PUBLICIDAD

El Pontífice, a través del Prefecto de la Congregación Para la Doctrina de la Fe (antigua Inquisición), el cardenal Luis Ladaria S.J., ha matizado que la pena capital sigue siendo admisible para todos aquellos hijos de Satánas que no tiran de la cadena y pasen la escobilla -si la hubiere- después hacer aguas mayores en un baño de oficina de más de 50 empleados, bar de copas nocturno o apartamento de playa desactualizado con colchones de época franquista, cocina a butano y a pie de chiringuito con orquesta nocturna de grandes éxitos del reggaeton de ayer, de hoy y de siempre.

“Hay actitudes inadmisibles, como la de dejar un regalito para el próximo que venga al baño, que eliminan todo rastro de la dignidad de la persona ”, ha manifestado Ladaria, que no ha querido entrar a valorar la petición de la Generalitat de Cataluña de preservar en la enseñanza católica la pena de muerte para todo aquel que quite lacitos amarillos, esteladas y mierdas parecidas.

El Vaticano también ha manifestado en la misma aclaración que “40 años de reclusión mayos a trabajos forzados es suficiente pena para todos aquellos que demoren el pago en la cabina del peaje más de diez segundos”.

En este mismo sentido, la Asociación Nacional de Señoras que Van a Hacer la Compra, ha elevado una consulta a la Congregación para saber si la muerte por linchamiento de todos los hombres de entre 25 y 49 años que -por error o despiste invencible- no respeten la cola de la pescadería, seguirá siendo pecado venial. O, por el contrario, no. En cuyo caso, amenazan con hacerse musulmanes “que son mucho más sensibles con este tema capital”. 

> Otras noticias: