El que aconsejó a Zapatero que no sea imbécil, premio Optimista del Año 

¡Uaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! (susto)


El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, ha sido galardonado con el Premio Al Optimista del Año tras sus recientes declaraciones en las que aconsejaba al ex presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, “que no sea imbécil”.

PUBLICIDAD

El jurado del premio ha valorado las declaraciones de Almagro, realizadas a propósito de la labor que realiza Zapatero de blanqueo y apoyo al régimen bolivariano-catastrófico de Venezuela “como un ejemplo de optimismo vital muy superior a nada de lo que hayamos visto este año, incluidos los que consideran que Ciudadanos es una formación de derechas y los socios del Valencia CF”.

PUBLICIDAD

Aconsejar al presidente Zapatero (el hombre que negó que hubiera una burbuja inmobiliaria y animó a la gente a endeudarse por encima de sus posibilidades, el que prometió pleno empleo y dejó 2,9 millones de parados más, el que reabrió las heridas ya cicatrizadas de la Guerra Civil en España, el que prometió aprobar el Estatuto de autonomía de Cataluña tal y como lo aprobaran los nacionalistas, el que diseñó el Plan E de impulso de la economía en España, el que dijo que estábamos en la Champions League de la Economía y para crecer un punto en el PIB diseñó un déficit del 11,1 por ciento, el que consintió que el Banco de España mirara para otro lado mientras las cajas de ahorros falseaban sus balances, el que ordenó la retirada de las tropas de Irak cuando actuaban con mandato de la ONU, el que obligó a estudiar la asignatura de Educación para la masonería Ciudadanía, el que no se levantó al paso de la bandera de los Estados Unidos en un desfile y lo más que consiguió en ocho años fue una foto con Obama con sus hijas vestidas de góticas flamígeras y que Washington nombrara a Marruecos socio privilegiado, el que dijo que ‘la tierra no pertenece a nadie, salvo al viento’, el que dijo que la nación española era un concepto discutido y discutible, el que dijo que España era un poderoso trasatlántico el día del aniversario del hundimiento del Titánic, el que se mostró favorable a que la Generalitat multara a los establecimientos que no rotularan en catalán, el que nombró ministro a Leyre Pajín, Bibiana Aído, Celestino Corbacho y un largo etcétera) que no sea imbécil demuestra una confianza en el ser humano -y en un político socialista en concreto- espectacular y digna de ser recompensada con este galardón”, ha asegurado un portavoz del jurado internacional del Premio Al Optimista del Año. 

En este sentido, hoy hemos conocido que, temiendo lo que podrían decir de Pedro Sánchez en un futuroel Gobierno socialista protestará enérgicamente por las palabras del secretario general de la OEA y posiblemente lo hagan plagiando alguna carta de protesta. Quod natura non dat, Camilus Josefus Celantica non presta.

> Otras noticias: