Coque Malla dice ahora que la canción ‘Adiós papá’ va sobre un mantero que salta la valla de Ceuta

Coque Malla, un tipo brillante (o su chaqueta, o las dos cosas)

El cantante Jorge Malla Valle (Madrid, 1969), más conocido como Coque Malla, ha comenzado sin que nadie se lo haya pedido a descifrar los códigos ocultos en sus canciones más famosas, códigos que han intrigado a los investigadores durante décadas como lo demuestran los 4.000 criptógrafos que participaron el pasado mes de febrero en Valparaíso (Chile) en el X Congreso Internacional Sobre Qué Pollas Quieren Decir las Canciones de Coque Malla.

PUBLICIDAD

La conmoción fue terrible ayer, cuando el propio cantante reveló que su canción “No Puedo Vivir Sin Ti”, usada tanto por la multinacional sueca Ikea como por el partido político español VOX en sus campañas, no es el canto a la cocaína que aseguraban dos tesis doctorales -muy parecidas la una a la otra, que todo hay que decirlo- de la Universidad Camilo José Cela, sino la historia de una relación homosexual complicada. La conmoción,, como hemos dicho, ha sido terrible, como lo demuestra una fuente de VOX que  que ha relatado a este periódico con palabras agrias que “uuuuuh, qué conmoción, terrible, sí, que en vez de drogas era de sexo… pero vamos, como escribió el chileno Antonio Skármeta en ‘El cartero de Neruda’: la poesía no es de quien la escribe, sino de quien la usa”.

PUBLICIDAD

Ajeno a este último hecho, Coque Malla ha vuelto a sorprendernos esta misma mañana al revelar el código oculto en el interior de aquel gran éxito de Los Ronaldos “Adiós papá”, que reventó los bares en 1988 sin que por aquel entonces nadie se preguntara qué querían decir ciertas letras (recordamos los tres tristes tigr… casos confirmados de estallido de cabeza de librepensadores que quisieron comprender el significado de las canciones de Franco Battiato).

En el caso de “Adiós papá”, Malla ha revelado que esta canción no va, como se había especulado, sobre Su Santidad Pío IX y la renovación de la teología moral en su relación con el dolor de atrición, sino que es la historia de un subsahariano que salta la valla de Melilla a pedradas y que se escapa de un Centro de Internamiento de Extranjeros y que reclama al Estado (papá) que ajuste al alza el monto de la Ayuda para el Alquiler de Vivienda y que suba la paga de integración en -al menos- un punto por encima del IPC. Veamos las primeras estrofas de la canción y observemos cómo todo conecta. 

Esta noche voy a cogerte bien
(cogerte como argentinismo, en realidad es joderte)
nos iremos a casa de tu papá
(España, una metáfora) 
llamaré a la puerta, nos esconderemos
(llegaré a la Valla de noche, a ver si no me ven)
tiraremos piedras para no quedar bien 
(esto es literal)
Y cuando piensen quién ha sido le diremos que no,
(yo no, señor agente, yo no le tiré cal viva) 
no han sido tus amigos, allí nadie quedó. 
(nos hemos fugado del CIE)
ya no sabes qué hacer
(porque tengo muchas opciones: irme a Francia con mis primos, irme de mantero a Madrid o a Barcelona, unirme a un sindicato y destrozar Lavapiés...) 
Adiós papá, adiós papá, 
consíguenos un poco de dinero más (x2) 
(mínimo una subida del IPC porcentual más un punto en la Ayuda para el Alquiler y otras pagas de integración más un mes de vacaciones en verano para ir a Camerún y libertad de comercio callejero)
Más dinero
(bis)

En este mismo sentido, fuentes cercanas al cantante madrileño han asegurado sin que tampoco nadie se lo haya pedido, que el mensaje oculto tras la letra de la canción “Sí, sí, sí” es el de un grito desesperado y afirmativo a favor de la plena igualdad hombre-mujer y contra los abusos sexuales, “como se puede observar si uno sabe interpretar las cosas” en la sutilidad de ciertos versos como: “Estás haciendo mal al dejarme pasar / estás haciendo mal y no sé lo que va a pasar / Tendría que besarte, desnudarte, pegarte y luego violarte / hasta que digas sí“.

Última hora, el propio Malla acaba de convocar mañana a la prensa (a primera hora, hacia las dos de la tarde) para revelar al mundo entero el significado de su canción “Por las noches”, que hasta ahora todo el mundo pensaba que era sobre una tía que estaba pasando un mono de cojones, pero que lo mismo es una metáfora sobre la represión comunista en el Gulag.

> Otras noticias: