Podemos rechaza la propuesta ‘ultraderechista’ de que Carmena cobre su sueldo en madroños

Manuela Carmena (Heracleópolis, Egipto, Imperio Medio, 1944 a.C)

La propuesta vecinal —“posiblemente ultraderechista” según ha manifestado apretando los puños una fuente de la formación Ahora Madrid Podemos— de que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena y todos los concejales de su partido cobren su sueldo mensual en madroños en vez de en euros, ha sido rechazada “porque tampoco hay que ponerse así, fascistas”.

PUBLICIDAD

Este nuevo sistema monetario paralelo al euro impulsado por Manuela Carmena dentro de su Estrategia Municipal de Economía Sostenible y Solidaria, responde a una iniciativa del concejal de Economía y Hacienda, el sociólogo Jorge García Castaño (quizá le recuerden de otras iniciativas económicas anticapitalistas como comprarse un BMW de 40.000 madroños euros cuando le nombraron concejal o animar al empalamiento del diputado liberal-progresista Toni Cantó), y cuenta con el aval de un informe ad hoc encargado por el Ayuntamiento, que ha costado 150.000 madroños euros y que tiene 50 páginas, a 3.200 madroños euros por página.

PUBLICIDAD

“Ni que fuera mucho, fascista, si ha sido una ganga”, aseguran desde el Consistorio. “Sobre todo si contamos con que el inefable (para los de la Logse: que no se puede explicar con palabras) informe sobre la creación de una nueva moneda bolivariana realizado por nuestro camarada, el economista politólogo Juan Carlos Monedero para el régimen venezolano costó no menos de 450.000 madroños euros, y nadie lo ha visto jamás, posiblemente ni los venezolanos, ja, ja, ja, ja, qué pedo llevo, no sé ni lo de que me digo”.

El madroño, que como se puede observar ya le ha costado a los madrileños 150.000 madroños, hereda el espectacular éxito del boniato, otra moneda social sostenible, ecofeminista, anticapitalista y solidaria que circuló por Madrid hasta que fue suspendida sin que nadie se enterara porque nadie había oído hablar de ella y con la que jamás se pudo pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles, ni la Tasa de Recogida de Basuras, ni el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, ni la tasa de residente del SER, ni los parquímetros, ni -por supuesto- el sueldo del equipo de Gobierno de Manuela Carmena, asesores incluidos, muchos asesores.

En cualquier caso, este periódico recuerda a todos sus amables lectores que quedan poco más de siete meses para las elecciones municipales y que tenemos la obligación de aguantar, no morirnos y votar como si no hubiera un mañana. Que si vuelven a ganar los del boniato y el madroño, lo mismo no lo hay.

> Otras noticias: