Marlaska se harta y avisa de que 38 asaltos a la frontera más y dejará que los Policías se defiendan

100 ingenieros biomédicos, 98 doctores en Economía por la Camilo José Cela y un par de manteros sin cualificación asaltan la Valla de Melilla por alcanzar su sueño de luchar contra el invierno demográfico que asola España. También hay un nihilista que, sin un objetivo claro, trepa por trepar

El Ministerio del Interior ha reaccionado con extraordinaria contundencia a al nuevo asalto a la frontera de Melilla ocurrido ayer y en el que 200 subsaharianos, “en su mayoría ingenieros biomédicos y doctores en Economía” —según ha podido confirmar el Ayuntamiento de Madrid sin que nadie le diera vela en este entierro—, invadieron España por la zona de Junqueras Rostrogordo. El balance final, que incluye seis guardias civiles heridos y un inmigrante fallecido por un fallo cardíaco, es lo que ha llevado al Gabinete del ministro Fernando Grande-Marlaska a señalar que, “aunque compartimos el agradecimiento de las autoridades económicas por la presencia de 50.000 intelectuales subsaharianos en campamentos en el Gurugú anhelantes de pasar a España a pagarnos las pensiones del futuro, lo de asaltar con violencia las fronteras de Europa se tiene que acabar”. “En concreto, como ocurra 38 veces más, podríamos empezar a plantearnos la posibilidad de dejar que los agentes del orden se defiendan, y ojo, que 100 veces más y podríamos encargar una partida de material antidisturbios de ultima generación, como almohadas, dedos ensalivados y pistolas de agua”.

PUBLICIDAD

Fuentes de las mafias que controlan a los inmigrantes al otro lado de la frontera mientras la Gendarmería marroquí se dedica a jugar a la gallinita ciega, han reaccionado con pesar ante este aviso de las autoridades y se han lamentado de la falta de voluntad democrática para solucionar el problema del invierno demográfico que sufre España. “Nuestros clientes están dispuestos a tener un mínimo de siete hijos a cambio de una serie de ayudas, comenzando por el alquiler, renta de integración y cualquier subvención municipal aplicable a su estatus de minoría desfavorecida, por ahora”.

PUBLICIDAD

También en este mismo sentido, el partido Podemos a través de su secretario de Organización, Pablo Echenique (broom, broom, mec, mec) ha confirmado que presentará una Proposición no de Ley en el Charlamento para que el Gobierno decrete que todos los que sigan diciendo “inmigrantes” a los que ahora deben ser llamados “migrantes” y puede que “ministros” en un futuro, son fachas, de extrema derecha e incluso fascistas, sin perjuicio de que puedan ser considerados ultraderechistas, franquistas y hermannterstches.

> Otras noticias: