PSOE y Podemos avanzan en la eliminación del reproche penal de ser un idiota maleducado

Por su evidente interés social, reproducimos una fotografía de El País que demuestra la expectación sin límites que provocó ayer en el Charlamento la intervención de Alberto Garzón en favor de eliminar del Código Penal los delitos de injurias a la Corona, ofensa a los sentimientos religiosos y la persecución implacable de todos los que se atrevan a llamarle cara de piña

El Congreso de los Diputados (vulgo: Charlamento), dio un paso decisivo ayer con la aprobación de la iniciativa de Podemos de exigir a ellos mismos al Gobierno que elimine ciertos delitos tipificados en el Código Penal como el de injurias a la Corona, la ofensa a los sentimientos religiosos y los ultrajes a los símbolos de la nación (la española, claro, no las otras, salvo Madrid, La Rioja y Murcia).

PUBLICIDAD

Fuentes próximas a Podemos señalaron a este periódico que “Hay una urgencia social evidente para despenalizar este tipo de delitos. Si no lo ves, es que has ido a un colegio concertado y no a un tuto, y seguro que te enseñaron a manejar correctamente los cubiertos de la mesa, tratas de usted a los mayores y abres la puerta a las mujeres con afán heteropatriarcal, fascista educadito de mierda. ¿Qué famoso actor, cantante o escritor comprometido socialmente no ha sentido miedo ante la necesidad vital de cagarse en Dios con publicidad? ¿Qué nacionalista o republicano comprometido socialmente no ha sentido pavor ante la necesidad diaria de usar la bandera de Estepaís en público como papel higiénico? ¿Tú sabes los millones de raperos comprometidos socialmente que sufren en la soledad de sus dormitorios en barrios obreros porque no pueden componer bellísimas baladas en la que la palabra borbones pueda tener rima elegante con otras como cojones, ladrones, hijosdelagranputa y un largo etcétera de -ones?”.

PUBLICIDAD

Para Podemos (y sus lacayos socios del PSOE que antes se negaban a despenalizar esos delitos, pero ahora, vete tú a saber por qué, han cambiado de criterio), “la libertad de expresión debe ser absoluta como corresponde a un país avanzado, democrático y comprometido socialmente, salvo que se te ocurra decir algo a favor de Franco, claro”.

En este sentid… “o algo en contra de las celebraciones del orgullo gay” —nos interrumpe nuestra fuente.

-Ajá.

-O algo en contra de que haya transexuales en equipos de fútbol femenino o en concursos de Miss españa.

-Ya, claro.

O chistes sobre minorías étnicas como gitanos, subsaharianos y argentinos en sillas de ruedas con motorcito…

-Nada, ni se nos ocurriría.

O trabajes en OK Diario.

-[…]

O seas obispo y digas cosas de obispo como que el aborto está mal.

-Procuraremos evitarlo.

-O se te ocurra fletar un autobús para informar de que sólo hay dos géneros.

-No tenemos tanto dinero.

-En resumen, salvo que seas de derechas y/o monárquico y/o católico y/o culto y/o educado, libertad absoluta.

-De puta madre.

Eso es ofensivo para cierto colectivo de trabajadoras.

-Pues de puto padre.

-Ya lo vas entendiendo, mierdecilla fascista. Y otra cosa, al futuro presidente de la República, ni se te ocurra ofenderlo, salvo que sea de derechas.

-¿Qué presidente de la República?

-¿No te estás enterando de nada, no?

-Eso debe de ser.

> Otras noticias: