La cruzada de Sánchez contra los autónomos millonarios y los fascistas que usan diésel dispara el voto al PSOE

-Carmen, Josep, ¿habéis visto la encuesta del amigo Tezanos en el CIS? -Claro que la he visto, eso no se paga con dinero, bueno con dinero público sí, que para eso no es de nadie… -¿Os parece que diga otra vez que Cataluña es una nación a ver si llegamos a la mayoría absoluta?

La última encuesta del Centro de Instigaciones Sociológicas ha dado los resultados esperados tras apenas tres meses del anheladísimo Gobierno del doctor Sánchez. Los analistas políticos de las principales cadenas y medios de comunicación (La Sexta, eldiario.es y el Padre Ángel) ya estaban convencidos a principios de junio que la alianza entre comunistas, proetarras, separatistas catalanes, nacionalistas vascos y socialistas para aupar a la presidencia del Gobierno al candidato del PSOE que peores resultados electorales había obtenido desde 1977, aseguraba el éxito democrático de un Ejecutivo en minoría. Sin embargo, ha habido que esperar hasta que los electores han comprobado la determinación del doctor Sánchez (doctor en Economía, vamos, que sabe muchísimo de Economía) de luchar con todas sus fuerzas contra esos malditos autónomos millonarios, los fascistas con coche diésel, los ultraderechistas asalariados de clase media, casados y con tres hijos (posiblemente, iiiiih, católicos) con ingresos facciosos de más de 50.000 euros brutos anuales y los pequeños y medianos empresarios (posiblemente, iiiiiiih, franquistas) que hacen la competencia desleal a esos seres de luz que son los inmigrantes ilegales que vienen a pagarnos las pensiones y, de paso, a traer a sus madres.

PUBLICIDAD

Según la encuesta del CIS, hay otras actuaciones políticas del Gobierno del doctor Sánchez que también están recibiendo de los españoles el espontáneo aplauso sociológico que es la intención de voto. En este caso se pueden citar medidas extraordinarias jamás probadas en una economía liberal de mercado como redactar unos Presupuestos Generales del Estado en los que se dispara el gasto público, se aumentan los impuestos, se suben las bases de cotización al menos un 10 por ciento, el Mercado Continuo sigue bajando (1.000 puntos menos desde que Sánchez llegó) y todo ello confiando en que, chiqui, el déficit no se eleve mucho y a Bruselas no le dé por hacernos un Matteo Salvini.

PUBLICIDAD

Pero las medidas estrellas de este Gobierno, sin duda, son las de marcado carácter social. A tenor de la encuesta, los votantes de izquierda y los hasta ahora indecisos valoran con una enorme satisfacción la determinación de Pedro Sánchez de que los restos cadavéricos de Franco sean exhumados de una tumba casi olvidada en a tomar por culo a 54 kiómetros de Madrid y sean inhumados en la cripta privada de una catedral en el centro de la capital de España. También ha recibido una generosa adhesión en forma de voto el compromiso del doctor Sánchez para formar un “Gobierno de los mejores“, como lo demuestra la dimisión de dos de sus ministros en menos de 100 días de Gobierno –uno por defraudador, otra por plagiadora-, que podrían haber sido más, muchos más, como el doble o el triple más…

“Sí, es verdad —nos aseguran analistas independientes pero comprometidos socialmente, vamos, de izquierdas— que estos porcentajes de intención de voto al PSOE podrían ser mucho más altos si el presidente no se hubiera empeñado en colocar a su mujer, mantener en su Gobierno a un ministro-astronauta con propiedades a nombre de una sociedad instrumental o le hubiera pedido explicaciones a su ministra de Educación por las millonarias propiedades -no declaradas- que posee, pero bueno, oyes, hasta el mejor doctor en Economía echa un borrón”.

“Lo que también hay que valorar —asegura un politólogo de guardia en Ferraz— es que los españoles han podido ver cómo su ministra de Justicia y Notaria Mayor del Reino, Dolores Delgado, alias “Lola”, es una persona íntegra que siempre ha luchado contra las cloacas del Estado, la explotación sexual de las escorts de lujo (prostitutas, sí, pero limpitas y con estudios, éxito asegurado) y que es una abanderada de esa nueva corrección política que acepta la posibilidad de insultar a un homosexual llamándolo maricón si está dentro de un contexto determinado, no como los de derechas, que cuando insultan a un gay lo hacen por vicio, los muy canallas… ay, snif, perdona, que me estoy emocionando…”. 

Mientras dejábamos al analista llorar a gusto, este periódico ha podido confirmar de fuentes cercanas al Centro de Instigaciones Sociológicas que el máximo grado de satisfacción de los españoles con las políticas de Sánchez no se da -aunque alguien poco versado pudiera pensarlo- en el aumento de impuestos, la elevación del gasto público en plena crisis y lo de convertir la tumba de Franco en un atractivo turístico, sino en la política de complicidad con el llamado procés catalán de independencia. “Fue en el instante en el que el doctor Sánchez autorizó a Pablo Iglesias a ir a la cárcel a negociar con el líder de los golpistas, Oriol Junqueras, cuando la intención de voto se disparó. Es verdad que ya habíamos tenido un buen presentimiento sobre el futuro del PSOE  cuando varios altos cargos del Gobierno insinuaron indultos a los golpistas o cuando el Consejo de Ministros autorizó un pago extra a la Generalitat presidida por un racista xenófobo golpista de 2.000 millones de euros de dinero público (que, recordemos, no es de nadie), pero lo de arrastrar la Constitución y el Estado de Derecho por una cárcel catalana ha sido una jugada maestra, de genio, muy por encima de lo de mandar a Zapatero, el mejor presidente de la historia de la democracia, a conversar con un terrorista como Arnaldo Otegui a un caserío en mitad de un monte rodeado de vacas, tipos comiendo cuajadas y etarras ”.

La encuesta ha encontrado cierto escepticismo, además de en los demás partidos políticos, que se han descojonado, en los analistas extranjeros que se han apresurado a pedir explicaciones sobre el método demoscópico empleado para saber si es que los españoles están bebiendo agua contaminada o si es que ya se ha legalizado lo de la marihuana… No ha sido hasta que se han enterado de que el CIS lo preside un -hasta el pasado mes de julio- miembro del Comité Federal del PSOE, cuando han decidido que “ahora lo entendemos todo”.

> Otras noticias: