Sorpresa general al conocer que los brasileños no han hecho caso a Julia Otero

En la imagen, un líder de opinión indiscutible en Estepaís. A su izquierda, Julia Otero, pelín mosqueada

Los resultados de las elecciones presidenciales brasileñas, que confirmaron la victoria del candidato Jair Messias Bolsonaro (Sao Paulo, 1955), han supuesto un duro varapalo para los periodistas españoles que durante los últimos meses, y a 7.737 kilómetros de distancia, advirtieron a los brasileños de que no votaran al candidato del Partido Social Liberal. “No nos lo explicamos”, es el comentario más escuchado en los corrillos mediáticos. Uno de estos analistas políticos (vulgo periodistas eruditos a la wikipedia) ha confirmado a este periódico que “no salgo de mi asombro. Mira que Julia Otero advirtió por activa, por pasiva e incluso por perifrástica que Bolsonaro era de ultraderecha y ahí les tienes, que no le han hecho caso… Es la primera vez que un pueblo no sigue lo que dice Julia Oter… bueno, salvo quizá cuando lo de Trump, que también dijo Julia que no había que vot… ah, y en Hungría. Sí, los húngaros tampoco parece que escuchen Onda Cero, lo que es una pena… En Italia tampoco. Quizá sea porque no llega la señal. Lo del Brexit, sí, claro, lo del Brexit… pero es que los británicos son muy suyos y se empeñan en escuchar a gente que hable inglés, ya ves tú qué desperdicio. El auge de la ultraderecha en Alemania, Austria y en Suecia no se entiende salvo que no sigan lo que dice Julia en twitter. ¿Polonia? Eso sí que es asombroso, con la cantidad de ingenieros polacos que hay en España revisando calderas, no se comprende que Polonia se empeñe en votar a ultraconservadores que no cuentan con la bendición de Julia, faro moral de la superioridad progresista estepañola, que es el mejor invento que Estepaís ha dado al mundo después del aceite de oliva, el café cortado y las persianas”.

PUBLICIDAD

-Disculpa, pero el aceite de oliva es un descubrimiento mesopotámico.

PUBLICIDAD

-Eres un facha.

-[…]

-He dicho “facha”. He ganado el debate.

Casi en este mismo sentido, y a pesar de los malos resultados cosechados por la popular periodista en las últimas elecciones y referendos, la práctica totalidad de los medios de comunicación hablados y escritos, con pequeñas y fascistas excepciones, así como la inmensa mayoría de los partidos políticos con representación parlamentaria han cerrado filas en torno a Otero y han confirmado que seguirán llamando “ultraderechista” a Bolsonaro mientras mantenga su apuesta de sacar de las aulas el estudio de la ideología de género y los movimientos feministas de corte radical y mantenga que en los colegios hay que estudiar más matemáticas y más ciencia. “Está claro que Franco no sólo continúa vivo en España”, han asegurado los principales líderes de opinión de Estepaís.

La inevitable reacción no se ha hecho esperar y en los próximos días hay confirmada una reunión de la propia Julia Otero, Jordi Évole, Ana Pastor, Susanna Griso, Pepa Bueno, Ferreras, Monegal, Escolar, el Consejo de Administración de RTVE y los editorialistas de El País, El Periódico y La Vanguardia, así como la plana mayor de Telecinco y los servicios informativos de TV3, para analizar por qué por ahí afuera hay tanto desinformado que no les hace caso, “con lo bien que nos va en Estepaís –a excepción del Tribunal Supremo- y en la zona de influencia flamenca de Bélgica”.

> Otras noticias: