Hacienda pide a las personas que estén próximas a la jubilación que monten mucho en patinete eléctrico

Y ya si eres ciego, como el señor de la izquierda, la experiencia de montar en patinete eléctrico por una gran ciudad es definitiva. Pero definitiva, definitiva

El Ministerio de Hacienda, de manera conjunta con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, ha lanzado una campaña de apoyo al uso intensivo de patinetes eléctricos por parte de contribuyentes que se encuentren entre los 61 y los 65 años y que lleven más de 30 años cotizados. Un portavoz de la Seguridad Social ha asegurado en este sentido que “para una experiencia completa, divertida y enriquecedora, los usuarios de estos vehículos que alcanzan entre 30 y 40 kilómetros por hora no deben usar casco, que no por nada, sino porque te pierdes ciertas emociones como notar el viento en la cara, sentir el pelo -si lo hubiere- en libertad y, en días de frío, poder notar la sangre que baja, a 36 grados y medio, calentándote la cara, nuca y demás…”.

PUBLICIDAD

Para el Gobierno, la hora ideal de uso de estos vehículos eléctricos es “cualquiera, aunque con preferencia al atardecer, cuando la luz es insuficiente y el usuario puede aprovechar el hecho de no llevar luces o chaleco reflectante para sentir la emoción de pasar desapercibido cuando se llega a la intersección de una calle de 30 kilómetros por hora con otra de 50”.

PUBLICIDAD

“Este —aseguran desde el Ministerio de Hacienda— es un Gobierno respetuoso con la biodiversidad, un Gobierno ecológico, y por eso también aconsejamos el uso de bicicletas eléctricas por las mismas razones que los patinetes. ¿Que tienes 64 años y una vida laboral de 37 años trabajados cotizando al máximo durante los últimos quince? No lo dudes, aprovecha la experiencia holandesa, usa la bicicleta eléctrica y sal de la rutina tarareando tus canciones favoritas de Verano Azul mientras circulas por el asfalto adoquinado del madrileño Paseo del Prado saludando a los autobuses turísticos, a los taxis y a las furgonetas de mensajería urgente, esas que se ven con facilidad porque están abolladas por todos los lados”.

Para la Seguridad Social, “Madrid y Barcelona son ciudades perfectas para que el usuario sexagenario del patinete eléctrico disfrute con los baches y las grietas en el asfalto. Es más, en próximas fechas vamos a impulsar una campaña de concienciación nacional para que el patinete eléctrico sea un reclamo turístico nacional, pero ojo, sólo nacional. Los turistas extranjeros, casi mejor que no, que sale por un pico la asistencia sanitaria y la repatriación del cadáv… ¿he dicho esto en voz alta, verdad? ¿Podrías borrarlo? Porfa… ¿No, eh? Facha…”.

> Otras noticias: